miércoles 25/11/20
CORONAVIRUS

Las residencias cántabras con casos COVID aumentan y ya son seis las afectadas en esta 'nueva oleada' de rebrotes

Centro residencial La Loma de Castro Urdiales
Centro residencial La Loma de Castro Urdiales

Nuevas residencias se siguen sumando al listado de los centros de mayores que ya cuentan con algún caso positivo de COVID en Cantabria. Con el mes de agosto entró en las residencias cántabras el COVID, una situación que el propio consejero de Sanidad temía y que, como afirmaba, “era cuestión de tiempo” que sucediera debido al aumento de contagios que se empezaba a experimentar. En concreto fueron las residencias La Gloria de Liencres y Alborada de Torrelavega las primeras afectadas por rebrotes entre sus usuarios. Ya en ese momento, Sanidad confirmaba como brote en sí mismo el primer positivo aunque fuese en principio aislado por haberse dado en un centro de mayores. Sin embargo la vulnerabilidad de estos centros ante los contagios durante toda la pandemia ha hecho que no se quedara ahí, y cuatro residencias más se han sumado a la lista ‘negra’.

 

Todas las residencias muestran la misma estampa con un caso positivo en cada una

A lo largo de esta complicada semana para los centros de ancianos cántabros, se sumaban dos más, Villa Cicero, en Gama y el Centro Residencial La Loma, en Castro Urdiales. Y ha sido hoy viernes cuando se conocía el nombre de otros dos centros de mayores que no han resistido al implacable avance del virus: la residencia Virgen del Faro de Santander y Centro de Atención a la Dependencia (CAD) de Cueto. La estampa en todas ellas es la misma en estos momentos, con un contagio cada una. Incluso la residencia de Liencres, en la que hubo seis casos, ahora solo queda uno mientras que los otros cinco se han dado por curados. 

Para aislar a estas personas dependientes diagnosticadas de COVID ya se ha puesto en marcha la residencia de Suances, a la que ayer por la tarde comenzaron a ser trasladados los positivos, según informaba esta mañana el consejero. Al respecto ha precisado que se han priorizado los residentes que se han diagnosticado últimamente porque esos eran "los primeros que había que sacar" de aquellas residencias donde no se pueden cumplir las medidas contra el virus.

El virus se ha vuelto a hacer notar con un gran incremento de casos en las últimas semanas y el sector más vulnerable vuelve a sufrir los estragos más duros de una pandemia que nunca murió y que ahora gana vida con cientos de rebrotes por el país.

Comentarios