viernes 30/10/20
CORONAVIRUS

La Red Cántabra de Apoyo Mutuo reparte 2.500 equipos de protección a trabajadores y personas en riesgo

Voluntaria de la Red Cántabra de Apoyo Mutuo elabora equipos de protección contra el COVID
Voluntaria de la Red Cántabra de Apoyo Mutuo elabora equipos de protección contra el COVID

La Red Cántabra de Apoyo Mutuo, formada por voluntarios de diversos colectivos sociales de Cantabria y surgida a raíz del estado de alarma el coronavirus, repartirá desde este viernes, y a lo largo de todo el fin de semana, 2.500 equipos de protección a trabajadores y personas en riesgo y seguirá elaborando más en los siguientes días.

Se han podido distribuir 4.400 guantes impermeables

Según ha anunciado en un comunicado la Red, remitido por el colectivo Cantabria No Se Vende, impulsor de esta iniciativa, se trata de pantallas protectoras que se han elaborado gracias a la colaboración de pequeñas mercerías y librerías que donaron materiales, a un equipo que las elabora manualmente, y también a la aportación de 3DMakers, que imprimen cada día varios cientos. Además, se ha recordado que, a su vez, hay por toda la comunidad autónoma una importante red de personas de avanzada edad que no puede formar parte del equipo de voluntarios que está llevando alimentos o medicamentos, pero está en casa cosiendo mascarillas, de las que se han repartido 2.500. Finalmente, se han podido distribuir 4.400 guantes impermeables.

En el reparto de equipos se ha priorizado dos perfiles: por un lado, personas que pertenecen al grupo de riesgo (por tener más de 60 años o alguna patología) que necesitan salir de casa mejor protegidas para ir a la consulta o por otra necesidad. Por otro lado, están los trabajadores que tienen que seguir desempeñando su labor y lo hacen cara al público, en tiendas, farmacias, quioscos, reparto a domicilio de productos agrarios o grandes supermercados.

Desde esta plataforma de ayuda, se ha llamado la atención sobre cómo una red de voluntariado surgida en dos semanas, con modestas donaciones personales y trabajo altruista, es capaz de mejorar las condiciones de gente en situaciones mientras -señala- "los raquíticos servicios sociales del Estado y las grandes empresas mantienen sin la debida protección, incluso, a los sectores más necesitados". "Nuestro enfoque, desde que surgimos, ha sido siempre sumar por encima de todo, para enfrentar esta emergencia sanitaria, actuando con la máxima responsabilidad y sentido de comunidad", ha señalado.

El plan de la Red Cántabra de Apoyo es ahora retomar el reparto de comida y medicamentos para quienes no pueden salir de casa, continuar con el acompañamiento telefónico para aquellas personas a las que ayuda conversar, seguir elaborando materiales para futuros repartos y difundir una app que tenemos ya ultimada para compartir WiFi, ayudando a que todos nuestros vecinos tengan acceso a la educación a distancia y la información.

Comentarios