miércoles 25/11/20
CORONAVIRUS

Rodríguez descarta hacer pruebas masivas y dice que la situación "mejora"

Se podrán derivar pacientes a la unidad de triaje de Medicina, que se llevará un día a la semana a Torrelavega y otro a Laredo
El consejero de Sanidad de Cantabria, Miguel Rodríguez
El consejero de Sanidad de Cantabria, Miguel Rodríguez

El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ha descartado hacer pruebas masivas a la población de Cantabria para la detección del coronavirus porque es materialmente imposible, aunque ha anunciado medidas para incrementar el control de posibles casos en residencias, donde la situación es "complicada", ha reconocido. Con todo, el consejero ha afirmado que la situación en Cantabria mejora, y "aunque sea pronto para decir que la epidemia está superada, creo que estamos en el buen camino", ha manifestado durante su comparecencia en el Parlamento regional ante la comisión de estudio y seguimiento de la pandemia del COVID-19. De hecho, al final de la comparecencia, que se ha extendido durante dos horas y media, Rodríguez ha afirmado que le "preocupa la crisis sanitaria, la vigilancia y que no haya rebrotes," pero "con respecto a la situación actual, la crisis sanitaria la doy por superada, las cifras lo demuestran así, y me preocupan mucho más las consecuencias económicas que va a tener esta crisis en la población", ha dicho el consejero, quien ha pedido a todos los grupos políticos "colaboración y compromiso".

"La crisis sanitaria la doy por superada y me preocupan mucho más las consecuencias económicas", afirma Rodríguez

En su intervención, tras asegurar que los datos registrados en la comunidad autónoma en los últimos días mantienen una "evolución favorable", ha reconocido que las residencias de mayores, con las que se está "trabajando estrechamente", presentan una situación "complicada". Una cuestión importante por cuanto el mayor peso de la epidemia en Cantabria en este momento está relacionado con las residencias, de tal forma que la evolución del número de casos nuevos totales está íntimamente ligada a la evolución de casos nuevos en las mismas, por lo que "si somos capaces de controlar la transmisión en las residencias se puede dar por superada la fase aguda de la crisis en Cantabria", ha asegurado.

En este sentido ha anunciado que se ha diseñado un plan para aumentar el número de muestras recogidas, tanto rápidas como PCR, con la incorporación de un tercer equipo de intervención de Atención Primaria. Además, el consejero ha anunciado otras medidas, como el equipo de enfermeras de Valdecilla que, a partir de hoy, ha comenzado a desplazarse a residencias para tomar muestras; o la ampliación del punto de triaje ubicado en la Facultad de Medicina. Respecto a este último, Rodríguez ha indicado que "próximamente" comenzará a atender un día a la semana en Torrelavega y otro en Laredo, además de que podrán ser derivados al mismo pacientes que determinen los médicos.

SITUACIÓN ACTUAL EN CANTABRIA

El consejero de Sanidad ha apuntado que Cantabria se encuentra actualmente en una situación "privilegiada", en una "fase de desaceleración", en la que siguen apareciendo casos nuevos, aunque a un ritmo lento, que se compensa con las altas hospitalarias y las curaciones de los pacientes. Sin embargo, ha advertido que la desescalada no se producirá "la próxima semana ni la siguiente, ni la siguiente..." y "tardará en superarse" la pandemia, para la que habrá que mantener una estructura preventiva. Ha negado que haya habido "improvisación ninguna" en las actuaciones acometidas hasta ahora, ha destacado el "esfuerzo enorme" de la sanidad y del Gobierno de Cantabria para adquirir materiales y ha asegurado que actualmente no faltan kits para hacer PCR en una comunidad que es "de las que más test ha realizado a su población". También ha subrayado que Cantabria es "de las comunidades donde desde el principio se incluyó a todos los fallecidos Covid positivo en las listas, tanto los hospitalarios como los extrahospitalarios".

DESESCALADA DEL CONFINAMIENTO

Sobre la desescalada del confinamiento y tras insistir en que las competencias en este campo son del Estado, el consejero ha avanzado que el Servicio Cántabro de Salud (SCS) ya está trabajando junto a las gerencias de Atención Primaria y de Atención Hospitalaria en el diseño de una fase de transición que permita recuperar la normalidad asistencial, quirúrgica, y de pruebas diagnósticas no relacionadas con el coronavirus, manteniendo las medidas de seguridad necesarias tanto para pacientes como para profesionales. Ante este próximo escenario, en el que se prevé un aumento progresivo de las urgencias y los ingresos no relacionados con la pandemia y que contempla la reapertura de consultorios de poblaciones grandes, ha apuntado la necesidad de fijar normas internas de funcionamiento y comportamiento social que mantengan las indicaciones relativas a la higiene de manos, uso de mascarillas en el interior de los centros o distancias de seguridad.

En este restablecimiento de la normalidad asistencial, Rodríguez ha subrayado el "decisivo" papel que va a jugar la Atención Primaria "de cara a la vigilancia epidemiológica". No obstante, ha aclarado que se mantendrá la estructura que está permitiendo hacer frente a la pandemia del coronavirus, "especialmente la capacidad de camas UCI y de hospitalización, en previsión de posibles repuntes".

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

Por su parte, todos los grupos parlamentarios han comenzado sus intervenciones con un recuerdo a las víctimas de la pandemia y al trabajo de los sanitarios, ofreciendo mayoritariamente su apoyo al Gobierno PRC-PSOE. En este sentido, el portavoz del Grupo Popular, César Pascual, ha asegurado la "lealtad" institucional de su partido, si bien ha censurado al consejero que "no dice toda la verdad" sino que ofrece una "versión edulcorada" de una situación de la que "saldremos, pero no sabemos qué precio pagaremos", más allá de que "la pandemia dejará a la sociedad cántabra en la UCI".

El portavoz de Ciudadanos, Félix Álvarez, ha expresado su preocupación por la situación de las residencias y por cómo se hará la "vuelta a la normalidad", y ha coincidido con la portavoz del PRC, Ana Abascal, en la importancia de testar a toda la población -2.500 pruebas diarias, piden los regionalistas- como paso "fundamental" para "volver a la normalidad".

La portavoz socialista, Noelia Cobo, ha afirmado que la sanidad cántabra "ha demostrado que estaba preparada para afrontar esta pandemia" y ha apelado a la unidad y sentido colectivo para salir de esta crisis que ha puesto de relieve la necesidad de nuevas formas de organizar la sanidad.

Finalmente, el portavoz del Grupo Mixto, Cristóbal Palacio, ha censurado la "improvisación" del Gobierno, que le preocupa de cara a los próximos meses para afrontar la crisis, y ha realizado una serie de propuestas como centralizar a todos los pacientes de Covid-19 en Valdecilla, que el consejero ha rechazado.

Comentarios