miércoles 23/9/20
SANIDAD

Sanitarios y usuarios de Atención Primaria reclaman que se refuerce el servicio “después de la pandemia” y ante la llegada del verano

Nuevo centro de salud de Santoña
Nuevo centro de salud de Santoña

La pandemia de COVID-19 parece haberse controlado en Cantabria. Sin fallecidos desde hace más de 15 días, con pocos contagios y reduciendo los hospitalizados y los casos activos, las miradas de profesionales y usuarios de la sanidad se ponen ahora en lo que está a punto de llegar. El verano es, tradicionalmente, una época en la que los servicios sanitarios sufren una mayor presión. La llegada de extranjeros aumenta el uso de las urgencias y la atención primaria, lo que unido a las vacaciones de los profesionales suele generar una mayor carga asistencial. Por eso este año la preocupación ha aumentado entre los sanitarios y los usuarios, quienes reclaman una actuación de las administraciones para reforzar el sistema.

Respecto a los primeros, el Colegio Oficial de Médicos (COM) de Cantabria ha abogado por reforzar la Atención Primaria en la región aumentando sus recursos humanos y poniendo más medios a su disposición, y "más aún después de la pandemia del COVID-19". En este sentido, ha hecho un llamamiento al Gobierno de Cantabria para que "potencie e invierta" en esta importante área de atención especializada que "juega un papel clave en la salud de los cántabros".

Como señala el Colegio en un comunicado, la Atención Primaria es "puerta de entrada" al sistema sanitario y la "mejor herramienta" para el diagnóstico y tratamiento precoz de patologías, incluidas las infecciosas, lo que permite romper la cadena de contagios. Además, según dice, "es el pilar más importante del sistema de salud por su labor preventiva, diagnóstica, terapéutica, rehabilitadora, comunitaria y de promoción de la salud".

La organización señala que ha analizado los dos documentos hechos públicos por la OMC (Organización Médica Colegial) y por la SEMFYC (Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria) sobre la Atención Primaria en España, que coinciden en destacar su "precariedad actual", tanto desde el punto de vista de recursos humanos como materiales, algo que "no es una excepción en Cantabria", precisa.

Y mientras los médicos reclaman este refuerzo, los propios vecinos y usuarios denuncian la falta de profesionales que tienen en sus centros de salud. Es el caso de Santoña. A través de redes sociales varios vecinos han señalado la falta de médicos, lo que ha provocado que “cuatro médicos están atendiendo a los pacientes de siete”. Una situación que “ya es grave en condiciones normales” y que, con la actual pandemia de COVID-19, “es insostenible”.

Los usuarios ponen el foco también en la proximidad del verano y las “vacaciones de los trabajadores”, lo que unido a la “llegada de turistas” aumenta la preocupación. Es por eso que algunos de ellos se han dirigido ya al Ayuntamiento y al alcalde, Sergio Abascal, para que “haga todo lo posible para que esta situación se solucione lo antes posible”, si bien es cierto que la gestión sanitaria está en manos autonómicas. Una de las usuarias de este centro ha señalado, también en redes sociales, que lleva más de un año sin médico en el centro de salud, y que la solución de derivarla a otro profesional no mejora las cosas porque “están todos desbordados”.

MEDIDAS CONCRETAS

Ante esta situación, la Junta Directiva del Colegio de Médicos de Cantabria señala que existen varias acciones "prioritarias", como instaurar medidas de protección para profesionales y pacientes, rediseñar la accesibilidad de los centros de salud, dotarlos con nuevas herramientas digitales y telemáticas, reducir las cargas burocráticas, aumentar el personal sanitario en general y el ratio de médicos de familia y pediatras, especialidades muy demandadas con "saturación" de pacientes.

En este sentido, el Colegio propone medidas concretas, como aumentar la contratación de los MIR (Médico Interno Residentes) que han estado formándose en Cantabria para disminuir el ratio médico/paciente, la gestión compartida de la demanda para agilizar la atención, la potenciación del personal administrativo sanitario o algunos cambios en los modelos organizativos que se adapten a las necesidades actuales.

Por último, la entidad se ofrece a colaborar con la Consejería de Sanidad y el Servicio Cántabro de Salud "aportando ideas e informes con especificaciones técnicas, siempre en beneficio de los pacientes y de la sociedad cántabra".

Comentarios