sábado 22.02.2020
SANTANDER

Padres de alumnos denuncian que una empresa quiere abrir un salón de apuestas a 200 metros de un instituto, la mitad de la distancia legal

Local en el que la empresa ha solicitado abrir un salón de juego en Santander | Foto: Google Maps
Local en el que la empresa ha solicitado abrir un salón de juego en Santander | Foto: Google Maps

La Ley de Medidas Fiscales del Presupuesto de Cantabria de 2020 establece una serie de modificaciones en la Ley del Juego de la comunidad autónoma. Varias de ellas son relativas a la distancia que tiene que haber entre los salones de apuestas, y entre un salón de apuestas y un centro educativo, un centro de salud mental o un centro de tratamiento de ludopatías. Para los dos primeros casos es de 500 metros, mientras que para los dos segundos sería de 250 metros.

Según han denunciado varios padres de alumnos, en Santander podría vulnerarse la normativa autonómica al haberse solicitado al Ayuntamiento la licencia de obra y actividad de acondicionamiento de local para apuestas con servicio de bar en la calle Leonardo Torres Quevedo 8. Lo que los padres señalan es que este salón de juego planteado por la empresa Dosniha Casinos S.L.U. estaría cerca no solo de un centro educativo, sino de tres: el IES Leonardo Torres Quevedo y los colegios Fuente de la Salud y Santa María Micaela.

"Si se hubiera aprobado ya esa posibilidad en una ordenanza, hoy no tendríamos que tener este debate ni este problema para tantas familias", ha observado el PSOE

El caso del IES Leonardo Torres Quevedo puede que sea el más alarmante. El concejal del Grupo Municipal Socialista de Santander, Néstor Serrano, ha señalado en un comunicado que este futuro salón de apuestas (siempre y cuando el Ayuntamiento dé el visto bueno al proyecto) estaría a tan solo 200 metros del instituto, es decir, prácticamente la mitad de la distancia permitida por ley.

El socialista, que se ha hecho eco de la preocupación de los padres “por la ubicación de esta sala de juegos y apuestas a escasos metros de los centros educativos donde estudian sus hijos", ha recordado que la solicitud de la empresa fue publicada en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) el pasado 31 de enero, por lo que actualmente hay un plazo de 20 días de información pública para realizar alegaciones.

Serrano cree que el Ayuntamiento "debe buscar la fórmula de detener" este procedimiento administrativo porque "no puede concederse esta licencia: sería un error y un problema a futuro", ha sostenido. A su juicio, administraciones públicas como el Consistorio "deben ser tremendamente responsables" y proteger a la población más vulnerable, a niños y adolescentes, además de buscar prevención frente a enfermedades como la ludopatía.

"No puede ni debe normalizarse en nuestra ciudad el juego y las apuestas en las cercanías de un instituto y de dos colegios porque es como invitar a los alumnos a probar e iniciarse en una adicción", ha subrayado.

Tras hacerse pública la preocupación de los padres, el Ayuntamiento ha salido al paso garantizando que no resolverá favorablemente ninguna licencia de actividad si no cumple estrictamente con los requisitos establecidos en la Ley del Juego de Cantabria. En relación a este caso concreto, ha reconocido en un comunicado que, en estos momentos, se encuentra abierto un expediente referente a la solicitud de licencia para un salón de juegos dicha calle, tramitándose los servicios técnicos y, por lo tanto, sin haberse resuelto todavía.

MOCIÓN

Por otra parte, el concejal del PSOE ha recordado que el Pleno de Santander aprobó por unanimidad una moción en septiembre de 2018 en la que se pedía limitar la ubicación de las salas de apuestas y juegos de azar en las proximidades de centros educativos.

El concejal quiere saber "en qué ha avanzado" el equipo de Gobierno PP-Cs en este año y medio para poner en marcha la medida. "Si se hubiera aprobado ya esa posibilidad en una ordenanza, hoy no tendríamos que tener este debate ni este problema para tantas familias", ha observado. Serrano ha advertido que se trata "de un tema de salud pública" ya que el número de jóvenes entre 18 a 25 años con adicciones de este tipo ha aumentado en los últimos años y hay datos "muy preocupantes".

Un estudio del Ministerio de Sanidad afirma que el grupo de edad que más se decanta por el juego en internet es el que abarca de los 18 a los 35 años y que el 36% de los jóvenes reconoce que se inició antes de la mayoría de edad.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad