martes 4/8/20
SANTANDER

Los ‘saltos’ a la valla para entrar en las playas de Santander, que "ponen en peligro a la sociedad", serán "atajados"

Segunda playa de El Sardinero
Segunda playa de El Sardinero

Tener bajo control el aforo en las playas de la capital cántabra para evitar sobrepasar límites que puedan convertirse en contagios masivos, ha desembocado en medidas concretas que requieren de la “responsabilidad” de la población. Entre ellas, el ayuntamiento de Santander ha cerrado los accesos habituales a los arenales y ha establecido 15 nuevos. Sin embargo, en los últimos días se ha extendido una nueva práctica, los ‘saltos’ a la valla en las playas, que, aunque aislada, dificulta el conteo de las personas en las mismas.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha reconocido que hay personas que saltan las vallas para acceder a las playas de Santander en lugar de hacerlo por los accesos que se han habilitado y, aunque ha afirmado que no es una "práctica habitual", ha advertido de que, si se generaliza, habrá que "atajarlo". Ante esta práctica que se está dando en el acceso de algunas personas a las playas, la alcaldesa ha apelado a la "responsabilidad" y el "sentido común" de los santanderinos y los visitantes y ha indicado que las personas que se comportan así no solo se ponen "en peligro" ella mismas sino "a toda una sociedad".

Igual ha recordado que la empresa que se encarga de la seguridad en los accesos a los arenales tiene contacto directo con la Policía Local

Igual ha advertido que el Ayuntamiento no ha hecho esa inversión de 400.000 euros para ordenar los accesos a las playas de la ciudad "en vano, sino para cuidar a los santanderinos y a los visitantes" frente al COVID-19. De esta manera, ha señalado que si una persona entra por los accesos habilitados formará parte del aforo fijado para cada arenal, podrá entrar por un acceso reglado y ordenado, mientras que aquellas que no lo hacen denotan, a su juicio, que "no les interesan" las normas de salud pública. Aunque ha insistido en este llamamiento a la "responsabilidad", también ha señalado que si se generaliza esta práctica se va a "atajar" y ha recordado que la empresa que se encarga de la seguridad en los accesos a los arenales tiene contacto directo con la Policía Local.

 

Sin embargo, Igual ha reconocido que "es imposible levantar un muro entre la playa y el paseo marítimo" o "poner a un vigilante o a un policía detrás de cada persona" y es, por ello, por lo que ha apelado a la "responsabilidad" individual y a demostrar quién es "buen ciudadano" y quién no.

La alcaldesa ha realizado estas declaraciones, a preguntas de la prensa, en el marco de una visita a la Cocina Económica.

Comentarios