lunes 25.05.2020
CORONAVIRUS

La Virgen del Mar no tendrá procesión y la misa será retransmitida

Cientos de personas festejan la Virgen del Mar | Foto de archivo
Cientos de personas festejan la Virgen del Mar | Foto de archivo

Santander celebrará este año la festividad de la Virgen del Mar, el 1 de junio, con una jornada marcada por la crisis sanitaria del Covid-19, que impide celebrar la procesión, pero de la que se pretende hacer partícipes a todos los santanderinos mediante la retransmisión de la misa central de las 12:00 horas. Así lo ha informado en un comunicado el presidente de la Hermandad de la Virgen del Mar, Jesús Arroyo, quien ha explicado que a la misa asistirán representantes de la hermandad, de la asociación de vecinos y autoridades. Estará presidida por el obispo, Manuel Sánchez Monge, y se podrá seguir en directo a través de Popular Televisión. Durante la ceremonia se renovará el Voto a la Virgen y está previsto realizar un homenaje a los fallecidos por el coronavirus.

Las medidas de la desescalada prohíben utilizar el exterior de los edificios o la vía pública para la celebración de actos de culto

Según ha explicado Arroyo, la idea original era celebrar una procesión simbólica con la imagen de la Virgen, para trasladarla desde la parroquia de San Román hasta su ermita en un medio motorizado y acompañada únicamente por la alcaldesa de la ciudad, Gema Igual; el obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, un representante de la Hermandad y otro de la asociación de vecinos. Finalmente, tras consultar con la Delegación del Gobierno en Cantabria, no se realizará esta procesión simbólica puesto que el departamento de Ainoa Quiñones asegura, según la Hermandad, "que no le corresponde establecer los criterios para hacerla posible" y las medidas de la desescalada prohíben utilizar el exterior de los edificios o la vía pública para la celebración de actos de culto, según aparece recogido en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Además de la misa central se celebrarán misas a las 09:00, 10:00, 17:00 y 19:00 horas, en las que igualmente se tendrán en cuenta los criterios de distanciamiento, de forma que no se superará un tercio del aforo y se cumplirán las medidas generales de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias.

Arroyo ha defendido que "en estos momentos, más si cabe, tenemos que estar unidos y honrar a nuestra patrona, aunque sea de una forma simbólica, pero en la que quede patente el fervor y la devoción de los santanderinos a su patrona". En este sentido, ha agradecido el apoyo del Ayuntamiento de Santander un año más para poder celebrar esta festividad a pesar de las circunstancias actuales. Este año se cumplen 41 años desde el nombramiento de la Virgen del Mar como patrona de la ciudad y 26 de la constitución de su Hermandad. La devoción a la Virgen del Mar se remonta varios siglos atrás, desde la aparición de la imagen a finales del siglo XIII o principios del XIV. Con esta celebración se cumple con un antiquísimo voto a cumplir por parte del Cabildo y el Ayuntamiento de la villa en el lunes siguiente a la Pascua de Pentecostés. La imagen de la Virgen ha ejercido un extraordinario influjo en la ciudad de Santander y, a lo largo de la historia, en múltiples ocasiones se ha recurrido a ella para que intercediera ante situaciones que asolaban la ciudad, como una epidemia de peste en el año 1597 o una importante sequía en 1848. "Lamentablemente, la historia se repite, y cuatro siglos después volveremos a pedir a nuestra patrona su ayuda ante una enfermedad que está llevando al mundo a límites insospechados, pero el arrojo, el fervor y la fuerza de los santanderinos nos hará vencer al Covid-19 como vencimos a la peste y a tantas otras situaciones difíciles que hemos superado", ha asegurado el presidente de la Hermandad.

Comentarios