sábado 17.08.2019
solidaridad

La Cocina Económica atendió a 2.500 personas el año pasado, un 26% más que en 2016

Autoridades en la Cocina Económica
Autoridades en la Cocina Económica

La Cocina Económica de Cantabria, gestionada por las Hijas de la Caridad, atendió el año pasado a 2.492 personas, una cifra que supone un 26% más en relación a las 1.975 del ejercicio anterior, según datos de la Memoria de Actividades de 2017 presentada este viernes en las instalaciones por su directora, Sor Evelina Cantera.

De los casi 2.500 cántabros que atendieron el año pasado las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl en la Cocina Económica, la mayoría eran hombres (1.511), que suponen seis de cada diez, en tanto que se prestó asistencia a 981 mujeres.

En cuanto a la procedencia de las personas que se acercaron a las instalaciones, fueron más numerosos los españoles, 1.326 personas, que representan el 53,2% del total, frente a 1.166 extranjeros, que suponen el 46,8%.

Sobre las coberturas básicas que se prestan en este centro, uno de los servicios fundamentales es el de la higiene, con 3.883 servicios a lo largo de 2017, de los que 2.318 fueron duchas, 941 de lavandería, y 624 de peluquería.

Sin embargo, el servicio más popular es el del comedor, que el año pasado vio incrementado el número de personas atendidas, llegando a los 1.116 beneficiarios frente a los 1.091 de 2016. La afluencia más numerosa se produce para las comidas, de las que se repartieron 46.226 entre enero y diciembre, aunque también se ofrecen cenas, desayunos y ocasionalmente bocadillos. La media diaria es de unas 150 personas, siendo aproximadamente la mitad de Santander o Cantabria.

El servicio que más ha crecido ha sido el alojamiento

El economato también ha visto aumentada su demanda, con un total de 99 unidades familiares atendidas en 2017, frente a las 825 del ejercicio anterior.

Pero el servicio que más ha crecido ha sido el alojamiento, y lo ha hecho "significativamente" además, ya que ha sido usado por 124 personas, frente a las 41 de 2016, y de las que 72 se alojaron en residencia y 52 en pisos de acogida.

Además de ofrecer estos servicios a los usuarios, la Cocina Económica tiene como objetivo la reinserción de estas personas en la sociedad, y más concretamente en el mercado de trabajo.

En este sentido, y según se desprende de la Memoria de Actividades, de enero a diciembre del año pasado las hermanas de la Caridad lograron facilitar un trabajo a 125 personas, la mayoría de ellas en el servicio doméstico, y de las que el grueso -92- son mujeres.

Para ello, la institución cuenta con talleres, tanto de acogida como ocupacional, en los que el año pasado participaron más de un centenar de personas, y un 24 se incorporaron al mercado laboral. En el caso del taller huerto, contó con seis participantes, y logró también incorporar a tres al mercado laboral.

El año pasado las hermanas de la Caridad lograron facilitar un trabajo a 125 personas

BALANCE ECONÓMICO

En cuanto al balance económico, sobre los ingresos y gastos de la Cocina Económica, el año pasado ingresó 1,1 millones y gastó casi 1,6 millones, déficit que va en línea de lo sucedido los dos anteriores ejercicios y que ha sido cubierto por fondos propios de la Cocina y donativos.

En la rueda de prensa, la directora de la Cocina Económica, Sor Evelia, ha agradecido el apoyo de las instituciones y ha reconocido la labor desinteresada de los voluntarios de la entidad para ofrecer atención global a todas las personas que acuden en busca de ayuda.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno de Cantabria y consejera de Política Social, Eva Díaz Tezanos, ha opinado que la Cocina Económica de Santander es una "aliada perfecta" del Gobierno regional en materia de atención a la emergencia social y ha reafirmado el compromiso de su departamento de seguir colaborando con esta entidad en beneficio de las personas en situación de vulnerabilidad.

Además, ha ensalzado la capacidad de esta institución para saber adaptarse a los cambios que se han producido en la sociedad y dar respuesta a las personas que acuden a sus instalaciones en busca de todo tipo de ayudas.

En este sentido, ha ensalzado la labor de voluntariado social que promueve la institución dirigida por Sor Evelia, de la que ha elogiado el talante "dialogante y colaborativo" y su reivindicación "constante".

La rueda de prensa también ha contado con la asistencia de la concejala de Familia y Servicios Sociales de Santander, María Tejerina, y Luz López, responsable de presentar la memoria económica de la entidad, así como de las directoras generales del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), Felisa Lois, y de Política Social, Ana Isabel Méndez.

Comentarios