miércoles 5/8/20
TORRELAVEGA

El Ayuntamiento pone en marcha un plan organizativo para garantizar la salud de los trabajadores municipales y el servicio ciudadano

Ayuntamiento de Torrelavega
Ayuntamiento de Torrelavega

El Ayuntamiento de Torrelavega ha puesto en marcha un plan organizativo que persigue garantizar la salud de los trabajadores y el servicio a los ciudadanos. El teletrabajo, la rotación y la utilización escalonada de algunas instalaciones como los vestuarios, son algunas de las medidas dirigidas a los empleados municipales.

Los servicios municipales del Ayuntamiento de Torrelavega continúan funcionando tras la puesta en marcha de las acciones propuestas por la Concejalía de RRHH y Régimen Interior. Un programa que se ha concretado en medidas organizativas básicas de aplicación universal a todos los trabajadores y un conjunto de planes específicos de ejecución concreta en algunos servicios. "El obligado cierre de las instalaciones municipales al público y las regulaciones asociadas al estado de alerta exigían establecer un plan que permitiera salvaguardar la salud del personal, más allá de las acciones preventivas que habíamos aplicado hasta ese momento, y mantener la actividad en los departamentos para seguir al servicio de los torrelaveguenses. Un plan a cuyo diseño e implementación hemos dedicado todo el tiempo la última semana" ha afirmado la concejala responsable del área Cecilia Gutiérrez Lázaro.

Han sido adquiridas licencias informáticas y establecido una distribución de tareas a realizar en casa

Al objeto de alcanzar ambas metas y desde que el pasado lunes el plan fuese puesto en ejecución, se ha regulado la presencia de empleados en las instalaciones municipales, habilitando fórmulas de teletrabajo para lo que han sido adquiridas licencias informáticas y establecido una distribución de tareas a realizar en casa en aquellos departamentos en los que esta fórmula ha resultado viable. Mientras que en el resto, fundamentalmente en los servicios que fueron declarados como estratégicos o esenciales, se han establecido grupos reducidos de trabajo, sometidos a rotación, para poder mantener su actividad. Se ha procurado minorar el número de empleados en las áreas de trabajo estableciendo rangos próximos a los servicios mínimos que se usan en "días de huelga". Además, se ha limitado el acceso de los trabajadores únicamente a los edificios en los que están ubicados sus puestos y se ha regulado la utilización escalonada de algunas instalaciones, como los vestuarios, lo que está permitiendo cumplir con las recomendaciones sanitarias establecidas para la prevención de contagios.

"La variedad de tareas que desarrolla un Ayuntamiento de las dimensiones de Torrelavega ha añadido complejidad y, por tanto, dificultad al diseño de estas medidas porque las exigencias de los servicios difieren enormemente unos respecto a otros y además hemos tenido que hacer frente a la propia diversidad que presentan los empleados municipales" ha explicado la concejala. Así, se han proporcionado medidas para salvaguardar al personal en situación de riesgo específico, personas con patologías crónicas graves, inmuno deprimidas y embarazadas. Y otras para quienes tenga a su cargo menores de 16 años, hijos con alguna discapacidad o mayores dependientes, flexibilizando la jornada de trabajo o reduciéndola y que se han sumado a la ya mencionada del teletrabajo.

Por demás, para garantizar la sustitución del personal que pudiera verse afectado por el virus o cualquier otra circunstancia que pudiera apartarles del servicio se ha acordado la redistribución de los efectivos entre las distintas unidades administrativas en caso de necesidad, la tramitación de emergencia de contrataciones y mantener a los integrantes de las bolsas de empleo en situación de disponibles.

La ejecución de todas estas medidas ha estado acompañada de la implementación de unos salvoconductos que permitan a los empleados municipales acudir al trabajo y regresar a sus hogares sin riesgo de ser multados y que les fueron entregados en el lunes antes de la entrada en vigor de los servicios mínimos, momento en el que la mayoría de los empleados abandonaron de manera ordenada sus puestos de trabajo para someterse a la situación de aislamiento domiciliario establecido en el decreto del estado de alerta para toda la ciudadanía.

"Desde esa fecha se han ido solucionando algunas dificultades que han surgido en relación al uso de las herramientas informáticas que permiten el teletrabajo, hemos terminado la organización de cuestiones que por la propia dinámica de algún servicio fue imposible arreglar el primer día y dado respuesta a situaciones individuales de algunos empleados", explica la concejala en un comunicado de prensa.

Comentarios