sábado 26/9/20
RIBAMONTÁN AL MONTE

Desestimado el recurso del alcalde contra el archivo de la querella por injurias del PP

El alcalde de Ribamontán al Monte, Joaquín Arco
El alcalde de Ribamontán al Monte, Joaquín Arco

La Audiencia Provincial ha desestimado el recurso presentado por el alcalde de Ribamontán al Monte, Joaquín Arco (PRC), contra el auto dictado por el Juzgado Nº2 de Santoña por el que se sobreseyó y archivó la querella que, por calumnias e injurias, interpuso el primer edil contra el exalcalde y presidente local del Partido Popular, José Luis Blanco. Auto al que, según recuerda la Audiencia, se presentó un primer recurso que también fue desestimado. Así lo ha informado el PP en un comunicado, en el que ha indicado que, además, la Audiencia confirma que los dos hechos a los que hizo referencia Blanco a través de una red social, razón por la que el regidor municipal presentó la querella, "no son inciertos" y en su momento "fueron objeto de expedientes en ámbitos contenciosos separados".

En concreto, Blanco se refirió en su escrito a que uno de los concejales del PRC estaba cobrando al mismo tiempo un subsidio por incapacidad temporal y el sueldo de concejal, hecho por el que se multó al Ayuntamiento tras la apertura de un expediente por la Seguridad Social. Asimismo, Blanco informó de que el alcalde y una concejala estaban haciendo mobbing a una trabajadora, reconociendo la secretaria municipal que se había iniciado un expediente que "culminó con un cambio de puesto de la citada trabajadora".

Tras conocer el auto de la Audiencia Provincial, Blanco ha afirmado que el alcalde "suma un nuevo revés" a los ya recibidos anteriormente por parte del Juzgado Nº2 de Santoña, y ha subrayado que "no hubo ni injurias ni calumnias" contra Joaquín Arco "sino la constatación de unos hechos que la Audiencia considera que son ciertos".

El presidente del PP de Ribamontán al Monte ha lamentado lo que ha calificado como "juego sucio" del alcalde quien, en su opinión, "se ha servido de la presentación de la querella" para tratar de desprestigiarle ante los vecinos del municipio por medio de "una campaña de acoso y derribo". "Ahora el que queda reprobado y desprestigiado es él, puesto que se ha demostrado que los hechos eran ciertos", ha añadido Blanco quien, además ha recordado que Arco está imputado por un delito de prevaricación por el supuesto pago de facturas municipales pese a los reparos de ilegalidad de la interventora.

Comentarios