Imprimir

El gas radiactivo radón presenta un "riesgo nada despreciable" en la mitad de municipios cántabros, que suman el 73% de los empleados

eldiariocantabria | 05 de febrero de 2020

Pedro Cobo, de la Federación de Servicios de UGT, en rueda de prensa
Pedro Cobo, de la Federación de Servicios de UGT, en rueda de prensa

El sindicato UGT exige la adopción de medidas urgentes frente al radón, un gas noble radiactivo de origen natural que tiende a concentrarse en interiores -como viviendas y centros de trabajo- que presenta niveles de riesgo "nada despreciables" en medio centenar de municipios cántabros, según el Consejo Nuclear de España. Las empresas radicadas en esos ayuntamientos congregan a más de 156.000 empleados, que son casi el 73% de los afiliados a la Seguridad Social en la región, y donde vive además el 66% de la población (más de 388.000 personas), de acuerdo con datos del Ministerio y el padrón.

En Cantabria se localiza en lugares como la sierra del Escudo o Las Caldas del Besaya

La primera de esas iniciativas que urge la formación sindical es la trasposición de la directiva europea que protege de este gas, incoloro, inodoro e insípido, que se produce por la desintegración del uranio existente en la corteza terrestre y que es la segunda causa de muerte por cáncer de pulmón tras el tabaco, aunque hay estudios que lo asociación a otros tipos de tumores, como el de piel. En concreto, y según la Organización Mundial de la Salud, cerca de 2.000 fallecimientos al año en España están relacionados con la exposición al radón, que en Cantabria se localiza en lugares como la sierra del Escudo o Las Caldas del Besaya, localidad perteneciente a Los Corrales de Buelna.

Los centros de trabajo ubicados en estas zonas presentan mil bequerelios (desintegración nuclear por segundo) por metro cúbico de este gas, una concentración que supone un "factor de riesgo" al estar por encima del nivel actual de referencia de 300 Bq. Así lo ha advertido este miércoles en rueda de prensa Pedro Cobo, secretario de Salud Laboral e Institucional de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT, que en abril del año pasado denunció ante la Comisión Europea que España no había transpuesto la directiva comunitaria.

A raíz de esta denuncia Bruselas abrió expediente sancionador a nuestro país y a otros miembros de la UE, iniciando un proceso que se puede demorar un año más, según ha apuntado el sindicalista, para quien sería "triste" que un estado tenga que ser sancionado por no adoptar una norma "tan importante" como la directiva 2013/59/EURATOM para proteger contra los peligros derivados de la exposición a radiaciones ionizantes, entre ellas este gas.

Dictada en 2014 con un plazo de transposición de cuatro años, que venció por tanto hace dos, la norma obliga a elaborar un Plan Nacional de Radón que establezca, entre otras cosas, la medición de este gas en los puestos de trabajo, para evaluar la exposición y poder adoptar medidas preventivas.

TRECE CENTROS EN CANTABRIA

Cobo ha puntualizado que hasta ahora solo ha habido una transposición parcial de la directiva comunitaria sobre gases ionizantes, la incluida en el Código Técnico de Edificación, que entró en vigor el pasado 27 de diciembre con su publicación en el Boletín Oficial del Estado. En la misma se incluyen las mediciones realizadas sobre el radón con "niveles nada despreciables" en cincuenta municipios cántabros "que deben tener un estudio y un seguimiento".

Pero a este respecto, el representante de UGT ha recordado que desde el año 2001 se obliga a las empresas que realicen una actividad con riesgo de exposición a este gas u otros ionizantes a darse de alta en un registro especial, la Central de Actividades Laborales con Exposición a la Radiación Natural. Y hasta la fecha únicamente hay 92 empresas o centros de toda España inscritos, trece de ellos en Cantabria, y que en su gran mayoría son cuevas prehistóricas y balnearios, pero "tan solo una industria".

PREOCUPACIÓN

Esta "infradeclaración" de empresas o lugares "especialmente expuestos" al gas radón confirma la "preocupación" del sindicato, según ha expuesto su portavoz, que ha aclarado que el objetivo de la comparecencia ante los medios no es crear "alarmismo", sino dar a conocer esta situación y sus posibles consecuencias. Así, además de denunciar que no se haya realizado la transposición de la directiva, el sindicalista también se ha quejado de la falta de información y de sensibilización sobre un factor de riesgo "especialmente dañino" para los trabajadores y los ciudadanos en general.

Cobo ha comparado los efectos del radón -relacionado con 2.000 muertes al año en España según la OMS- con los 1.098 accidentes mortales de tráfico registrados en 2019 en nuestro país. Al hilo, ha contrapuesto los 40 millones que las administraciones invirtieron en campañas de prevención y sensibilización de siniestros con el hecho de que no haya "ninguna" relacionada con este gas, porque "aún no se es consciente de la dimensión que está adquiriendo".

Por todo lo anterior, y para finalizar, el representante de UGT ha insistido en la necesidad urgente de que España "cumpla con sus obligaciones" y transponga la directiva europea para proteger a ciudadanos y trabajadores frente a los efectos del gas radón.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/laboral/gas-radiactivo-radon-presente-mitad-municipios-cantabros-suman-73-empleados-ugt/20200205202317071208.html


© 2020 eldiariocantabria.es

Periódico online de noticias de Cantabria

Asociado a:

AEEPP    ADP Cantabria