sábado 04.04.2020

Las basuras, los abusos de ascan y la complicidad del PP

A lo largo de la pasada legislatura ya se pusieron ampliamente de manifiesto, por parte de la oposición, los incumplimientos del contrato por parte de la empresa adjudicataria, así como los mecanismos que contempla la ley para la resolución del contrato y para acometer la remunicipalización de un servicio que les cuesta a los santanderinos la friolera de diecisiete millones y medio de euros cada año. Todo ante los oídos sordos del Partido Popular.

Hace poco más de una semana, con ocasión de la noticia acerca del informe de la intervención municipal del ayuntamiento de Santander que señalaba presuntas irregularidades en la ejecución del contrato de Parques y Jardines y que se ha saldado con un expediente al jefe de servicio y una sanción a la empresa Urbaser, la alcaldesa de Santander, Gema Igual, anunciaba la elaboración de un informe de fiscalización del contrato del servicio de limpieza viaria y recogida de basuras en nuestra ciudad que presta la empresa ASCAN.

La alcaldesa enmarcaba el anuncio en el ámbito de ejecución de un plan de verificación y seguimiento del nivel de cumplimiento de los principales contratos del ayuntamiento. Que es una forma, como cualquier otra, de tratar de disimular la constante improvisación en la que vive inmersa la gestión municipal desde hace lustros.

En el caso que nos ocupa resulta especialmente sangrante el intento, por parte de la alcaldesa, de tomar el pelo una vez más a los santanderinos a colación de uno de los aspectos de la gestión municipal que más críticas ha suscitado en los últimos años, el deficiente servicio de recogida de basuras y limpieza viaria prestado por ASCAN en la ciudad de Santander.

Y decimos que dicho anuncio es una tomadura de pelo, porque a lo largo de la pasada legislatura ya se pusieron ampliamente de manifiesto, por parte de la oposición, los incumplimientos del contrato por parte de la empresa adjudicataria, así como los mecanismos que contempla la ley para la resolución del contrato y para acometer la remunicipalización de un servicio que les cuesta a los santanderinos la friolera de diecisiete millones y medio de euros cada año. Todo ante los oídos sordos del Partido Popular.

De hecho la propuesta de resolución del contrato, que habría conllevado la elaboración del preceptivo informe que ahora se anuncia, fue llevada a pleno por Santander Sí Puede durante la pasada legislatura y, como no, rechazada por el equipo de gobierno municipal que encabeza Gema Igual. De hecho, la alcaldesa no tuvo inconveniente alguno en ir negando uno por uno todos y cada uno de los contundentes argumentos presentados señalando los incumplimientos del contrato cometidos por ASCAN. Y la lista era interminable.

Se siguen observando montones de basura y residuos acumulados en las aceras, o desparramados por ellas

Así, por ejemplo, se hizo constar y saber a la señora Igual, la alarmante situación de suciedad en los puntos de recogida de residuos en los que se observaban, y se siguen observando, montones de basura y residuos acumulados en las aceras, o desparramados por ellas, depositados fuera de los contenedores que habitualmente aparecen llenos a rebosar por la aparente falta de servicio. Constatando que se incumplía claramente el apartado 3.1.8 de “Frecuencias y horarios” del Pliego de Condiciones Técnicas para la adjudicación de este servicio. Un punto en el que se especifica que la recogida de residuos domiciliarios o asimilables será de frecuencia diaria, así como los de “extra contenedor y voluminosos” son de recogida también diaria, excepto domingos y festivos. Asimismo se advirtió que se infringía lo recogido en el apartado 3.8 de “Contenerización” de dicho pliego. Un punto en el que claramente se indica que el concesionario “vendrá obligado a adecuar la frecuencia de vaciado a la velocidad de llenado de los contenedores sin que esto suponga incremento alguno en el precio de la adjudicación”

También se señalaba la proliferación de contenedores destrozados, con serios desperfectos y con signos evidentes de prolongada falta de limpieza y mantenimiento. Una situación que no ha cambiado a día de hoy. Contraviniendo todas las especificaciones recogidas en el punto 3.8 de “Contenerización” del pliego de Condiciones Técnicas, en el que se establece la obligación de llevar a cabo un riguroso mantenimiento de los contenedores de basura, así como su reposición inmediata en caso de deterioro o rotura.

Se advertía también de las frecuentes averías y los fallos del sistema de recogida neumática de basuras en los lugares en los que estos sistemas están instalados y que estaban provocando la continua acumulación de residuos en los puntos de depósito de los mismos y quedando patente la aparente falta de previsión de tener listo, de forma rápida y eficaz, un remedio alternativo. De esta manera, el adjudicatario volvía a incumplir lo dispuesto en el punto 3.1.3 de “Recogida Neumática” del pliego de Condiciones Técnicas, que especifica que: “En caso de grave avería del sistema de recogida que impida la recogida ordinaria el adjudicatario deberá prever y disponer de medios alternativos que permitan la recogida de residuos mientras se procede a la reparación”. Las aún habituales imágenes en zonas como Castilla Hermida, son clara muestra de que a día de hoy, esta situación no ha cambiado.

Por supuesto se hablaba también de la proliferación de los vertederos ilegales en diversas zonas del municipio y de la tardanza de la empresa adjudicataria ASCAN en eliminar estos vertederos, incumpliendo el punto 3.2.9 de “Servicios complementarios” del Pliego de Condiciones Técnicas, que establece la “obligación de limpiar los vertidos ilegales adaptándose en todo momento cualitativa y cuantitativamente a las necesidades”. A fecha de hoy, este sigue siendo un problema recurrente en nuestro municipio, respecto al cual, la empresa adjudicataria no ha mejorado sus deficientes prestaciones.

A esto se sumaban las advertencias por las quejas reiteradas de la falta de limpieza viaria de las que se constaban incumplimientos que siguen produciéndose a día de hoy como son los siguientes:

1- Incumplimiento de la obligación de atender la limpieza en 74 distritos, seis días a la semana de lunes a sábado. Algo que según los vecinos no se está cumpliendo en prácticamente ningún barrio de la ciudad.

2- Incumplimiento de la previsión del proyecto de establecer cinco equipos de repaso, que no existen, y también de la previsión de realizar labores de baldeo manual por parte de 15 operarios durante seis días a la semana.

3- Incumplimiento de la oferta de puesta en funcionamiento habitual de cuatro cisternas, habiendo constatado la escasa o prácticamente nula presencia de estas cisternas en las calles.

4- Incumplimiento de la oferta de efectuar labores de barrido y baldeo mixto con tres equipos de barrido mecánico de aceras y 74 equipos de barrido manual, en turno de mañana, y 5 equipos de barrido de mantenimiento manual y cinco equipos de barrido mecánico de aceras en turno de tarde, así como 6 equipos de barrido mecánico de aceras, 6 de baldeo mecánico de aceras y 15 equipos de baldeo manual en turno de noche.

5- Incumplimiento del compromiso de aplicar imprimación del mobiliario urbano con producto anti-carteles, y de la obligación de proceder al lavado frecuente de papeleras.

El equipo de gobierno y la alcaldesa defienden los intereses de ASCAN por encima de los de los ciudadanos

Como puede comprobarse los incumplimientos de ASCAN del contrato del servicio de limpieza y recogida de basuras en la ciudad de Santander están más que contrastados por una labor de fiscalización que, como siempre en este municipio, ha correspondido a la oposición municipal. Todo frente a la desidia de un equipo de gobierno y una alcaldesa que, a nadie se le escapa, defiende los intereses de ASCAN por encima de los de los ciudadanos de Santander.

El camino a seguir, una vez comprobada la estafa de la empresa adjudicataria, es sencillo. En el punto XIII del Pliego de Cláusulas Administrativas se establecen como causas de resolución del contrato las recogidas en el artículo 223 “Causas de Resolución de contrato” del Texto Refundido de la Ley de Contratos del Sector Público vigente en el momento de la firma. En dicho artículo, en su apartado “f” se establece que es causa de resolución del contrato “el incumplimiento de las obligaciones contractuales esenciales, calificadas como tales en los pliegos o en el contrato.”

Tenemos los motivos contrastados y tenemos las herramientas legales, pero dudo que la alcaldesa tenga la valentía suficiente para cumplir con su obligación y devolver a los santanderinos la gestión pública del servicio de limpieza viaria y recogida de basuras de su ciudad. Estaría privando de un jugoso bocado a nuestro presupuesto municipal a sus “jefes” de ASCAN.
 

Las basuras, los abusos de ascan y la complicidad del PP
Comentarios