lunes 06.04.2020

Messi "el condenado"

La condena a Lionel Messi, mejor dicho las tres condenas, son de una gran gravedad, e intentar hacer campañas que llaman a la confusión a una sociedad, donde se puede interpretar que la justicia tiene que mirar para otro lado si eres el gran Messi, nos hace daño a todos, y que esto se realice desde una institución deportiva tan importante como el FC Barcelona es preocupante.

A los que nos gusta el fútbol, en los últimos años con el jugador que más hemos disfrutado, sin duda, ha sido Lionel Messi. Desde muy joven este jugador tenía arte en sus piernas, como Miguel Ángel o Leonardo en sus pinceles, ya manifestaba Antic que "Messi es el Mozart del fútbol"; Messi es arte en estado puro con un balón, las cosas que hemos tenido la suerte de verle hacer es para quitarse el sombrero.

Le han intentado hacer daño comparándolo con "D10S", con el gran Maradona, por mi edad he tenido la suerte de ver a los dos, y ya se sabe entre artistas, genios y sobre gustos..., pero Maradona que tenía muchas cualidades y quizás era más estético conduciendo el balón, ni por asomo tenía el gol que tiene Messi. Otros comparándolo con Cristiano Ronaldo le quieren quitar méritos y Cristiano es un gran jugador, un atleta, y una persona que se ganado donde está a base de esfuerzo, de entrenamiento, de meter horas y horas, para sacar su famosa tableta. Messi es otra cosa, ha nacido con ese don que los Dioses del Olimpo conceden a muy pocos, es capaz de emocionarte, de sentir que un simple juego con un"esférico" se puede convertir en arte, que nos deja a todos boquiabiertos.

Una cosa es lo que podemos considerar en el ámbito deportivo del jugador, del artista, del fenómeno en ese terreno de juego, y otra cosa muy diferente es el cumplimiento de sus obligaciones como ciudadano

Ahora bien, una cosa es lo que podemos considerar en el ámbito deportivo del jugador, del artista, del fenómeno en ese terreno de juego, y otra cosa muy diferente es el cumplimiento de sus obligaciones como ciudadano. Consentir posibles actitudes negativas, posibles delitos que engañan y defraudan las arcas públicas de las que se nutren nuestras escuelas, hospitales, de las que sale el dinero para la Ley de la Dependencia... no tiene justificación.  Además que esto, presuntamente, lo haga quien "tiene el dinero por castigo", tiene aún menos excusa, baste decir que el contrato anual de Messi está por encima de los 21 millones de euros, y la suma de sus ingresos se acerca a 40 millones de euros anuales. Por cierto, cantidades tan desorbitadas que nos tienen que hacer reflexionar sobre qué sociedad estamos creando, donde por hacer arte con un balón se puede cobrar 100 veces más que aquellos que salvan vidas en un quirófano, pero esto daría para un sinfín de artículos y varios libros.

Para más "inri", la Audiencia Provincial de Barcelona pone de manifiesto que en 2007 y 2009 sus declaraciones sobre el Impuesto de la Renta le salieron a devolver, 808 € el primero y 7.210 € el segundo, y eso a pesar de sus cuantiosos ingresos. Por ello, su posible desconocimiento fiscal no le exonera de saber que con esos elevados ingresos percibidos, tenía que realizar las tributaciones correspondientes.

La condena a Lionel Messi, mejor dicho las tres condenas, son de una gran gravedad, e intentar hacer campañas que llaman a la confusión a una sociedad, donde se puede interpretar que la justicia tiene que mirar para otro lado si eres el gran Messi, nos hace daño a todos, y que esto se realice desde una institución deportiva tan importante como el FC Barcelona es preocupante. Claro que, también son preocupantes otras actuaciones de este club y otros,  que parecen actuar por encima de las normas, del bien y del mal. Sea todo esto dicho con el debido respeto a la justicia y a las personas que han sido condenadas, pero están pendientes de recurso.

La Audiencia ha condenado a Lionel Messi y a su padre a 21 meses de prisión por tres delitos fiscales. Juzgados por defraudar 4,1 millones de euros a Hacienda durante los ejercicios 2007, 2008 y 2009, por no haber tributado en España 10,1 millones percibidos por los derechos de imagen. Esos son los datos probados según los jueces, lo demás especulaciones.

Hay campañas que dan vergüenza ajena, las haga quien las haga, sea una monja, medios informativos que han perdido toda imparcialidad, el Presidente de un equipo o de una Comunidad Autónoma; no todos defraudamos, ni cometimos esos delitos, pero sobre todo, no todos tenemos un sueldo en nuestros trabajos como el de Messi. Esto no puede ser un tema de colores, de Madrid contra Barcelona y viceversa, que nadie se ponga la bandera o la bufanda de su equipo para tapar sus vergüenzas y las que hacen quienes llevan la misma equipación.

Hay campañas que dan vergüenza ajena, las haga quien las haga, sea una monja, medios informativos que han perdido toda imparcialidad, el Presidente de un equipo o de una Comunidad Autónoma; no todos defraudamos, ni cometimos esos delitos, pero sobre todo, no todos tenemos un sueldo en nuestros trabajos como el de Messi

La Audiencia de Barcelona le recuerda a Lionel Messi, que intervino en multitud de contratos analizados durante el juicio, y que había encomendado la gestión de sus negocios a un bufete experto en fiscalidad internacional. Los comportamientos correctos y éticos, tienen gran importancia en personalidades que son ídolos de la sociedad que tiende a imitarlos; que los colores de nuestro club o nuestras preferencias no nos hagan perder la ecuanimidad, ni la razón. Si condenamos la corrupción, defraudar las arcas públicas son también casos preocupantes de corrupción, y cuando el montante supera los 4 millones de euros, el daño que se pretendía hacer es muy grave.

Seguiré admirando al jugador, pero tengo más dudas con la persona, el "D10S" argentino, el gran Maradona fue un gran jugador, pero dió pocos motivos para ser admirado fuera de los terrenos de juego, espero que no sea el caso Lionel Messi.

Ahora bien, no más campañas de apoyo, no, por favor, flaco favor le hacen al jugador y posiblemente queden en ridículo quienes las realizan, pero que tampoco nadie lapide al ídolo, que no se aproveche esta situación para pasar facturas que no corresponden, ya que en un Estado de Derecho tenemos a la justicia para poner a cada uno en su sitio. El derecho a la presunción de inocencia, quizás haya que repetirlo muchas veces, debe estar presente en todas las fases del proceso penal y en todas las instancias del mismo. Por todo ello, respeto para Messi, para la Justicia, y sobre todo para todos los ciudadanos.

Messi "el condenado"
Comentarios