Viernes 19.10.2018

El tren de Tito Livio

Los niños cántabros creen que ‘La Catenaria’ es una señorona, vestida de negro, con las faldas por los tobillos y sin calcetines, que asalta a la máquina cuando ésta más bufa y le suelta un garrotazo mitológico.

Casi 32 años atrás coincidí en el desempeño de mi profesión con la reencarnación de Tito Livio: no nació en Padua, pero puede documentar con precisión histórica el devenir de nuestras incompetencias regionales en los últimos decenios. Poco ha cambiado en el terreno de las infraestructuras que dependen del Estado, salvo una autovía por aquí y otra por allá (muy poquito si echamos la vista 30 años atrás). Mientras tanto, el tren se estanca en un páramo porque arrolla a dos terneros y nos anuncian uno bueno, veloz, cojonudo –como los espárragos- para 2024. En realidad será un AVE con ala y media y a la pata coja, porque de Reinosa hacia abajo proyectarán ‘La Diligencia’, de John Ford, y el convoy circulará en consonancia con los equinos que abrevaban en el rancho del pistolero John Wayne.

Cantabria está a día de hoy fuera del AVE, del enlace con el Mediterráneo y del Corredor Atlántico. Pero en mediocridad pública tenemos un máster, y no es falso

Escuchen a Tito Livio si les confirma que el tren a Madrid puede detenerse por el infortunio de dos reses incautas que fueron a buscar hierba fresca en el entorno del viejo camino de hierro. O ser presa de la catenaria centenaria. Los niños cántabros creen que ‘La Catenaria’ es una señorona, vestida de negro, con las faldas por los tobillos y sin calcetines, que asalta a la máquina cuando ésta más bufa y le suelta un garrotazo mitológico. En Asturias dicen que el cuélebre merodea los ríos con forma de pez para hacer de las suyas y apropiarse de los huevos de otras bestias. Sea como fuere, los asturianos tendrán AVE antes que nosotros, como los gallegos, como los vascos y su ‘y griega’ carísima, hecha a golpe de talonario con los Presupuestos del Estado. Los mismos que chulean a Cantabria con gran desparpajo.

2024. ¿Otra fecha para mentecatos? Dice Livio que el Estado no respeta a los cántabros y sus necesidades con la excusa de la orografía. Sabido es –matizo yo- que Galicia, Asturias y Euskadi son llanas. Cantabria está a día de hoy fuera del AVE, del enlace con el Mediterráneo y del Corredor Atlántico. Pero en mediocridad pública tenemos un máster, y no es falso. Hay otras prioridades -vociferan algunos políticos (excusatio non petita)-, que por cierto, tampoco se hacen. Ponles tibios, Tito Livio, pero espera severos ganchos al hígado.

El tren de Tito Livio
Comentarios