Domingo 19.08.2018

Ponga un VAR en su vida

El árbitro pitaba penalti, el comentarista anunciaba que se revisaba con el VAR y en el BAR, con una cerveza en la mano, todos los forofos discutían sobre la legalidad o no de la jugada. De poco servían las reiteradas repeticiones. El VAR decía una cosa y el BAR otra.

Acabó el mundial de fútbol y, aparte del juego desplegado por todos los países, con la brillante victoria de Francia y el ridículo de nuestra selección, sin duda alguna el gran protagonista ha sido el VAR (Video Assistant Referee). Un aparatito que sirve para rearbitrar las jugadas más conflictivas, aunque a nivel del aficionado ha tenido poca repercusión. Me explico: el árbitro pitaba penalti, el comentarista anunciaba que se revisaba con el VAR y en el BAR, con una cerveza en la mano, todos los forofos discutían sobre la legalidad o no de la jugada. De poco servían las reiteradas repeticiones. El VAR decía una cosa y el BAR otra.

¿Os habéis parado a pensar en la posibilidad de que existiese un VAR técnico o emocional que nos ayudase a todos a rectificar nuestros errores?

¿Os habéis parado a pensar en la posibilidad de que existiese un VAR técnico o emocional que nos ayudase a todos a rectificar nuestros errores?

Un “aparatito” que permitiera a un cirujano ver al momento su error y corregirlo, salvando así una vida. Una tecnología que indicase a un político que sus propuestas no son las más acertadas para la comunidad y pudiese cambiar sus criterios. Un VAR emocional que detectase que la decisión que estamos tomando respecto a otra u otras personas es injusta y nos permitiese rectificar. Una pantalla virtual en la que un arquitecto vea en el acto y de forma anticipada fallos en las estructuras, no detectables de forma externa. Un dispositivo que compruebe, con antelación, que nuestra velocidad no es la adecuada para tomar esa curva y la corrija automáticamente. En definitiva, un corrector con el que un grupo de expertos analizasen todos los ángulos y perspectivas de una situación y nos propusieran la mejor salida, solución o decisión.

La verdad es que hay que ver lo que me ha dado de sí un gin tonic en el BAR.

Ponga un VAR en su vida
Comentarios