Lunes 20.08.2018

Los austríacos también lloran a consecuencia de la contratación pública

Al parecer, la Comisión no se encuentra muy de acuerdo en BALSA supuestamente haya utilizado un Procedimiento Negociado con publicación previa sin justificación suficiente, las especificaciones técnicas no permitían el acceso en condiciones de igualdad de todos los licitadores y el proyecto ganador no se ajustaba a las especificaciones técnicas con respecto al reciclado de las escorias de polvo de aluminio.

Publicaba días atrás la información habitual de la Comisión en Bruselas, que la misma había remitido una Carta de emplazamiento a Austria en relación con un procedimiento de licitación para establecer un contrato público de servicios con el fin de limpiar y despejar un vertedero de residuos peligrosos situado en el T.M. de Wienner Neustadt.

En los Procedimientos de Infracción que la U.E esgrime con arreglo a sus Tratados, dicha Carta de Emplazamiento, si se me permite la licencia, tiene un significado en términos taurinos de primer aviso y que significa, que si más adelante, tengo que enviarte más recaditos, te mando el toro al corral.

En materia de contratación pública europea se exigen unos principios de ineludible cumplimiento, que son los de transparencia; igualdad de trato; y no discriminación

Discúlpeme el lector, pero no se me ha ocurrido otra cosa, que sirva para explicarlo gráfica y brevemente.

En materia de contratación pública europea, se exigen unos principios de ineludible cumplimiento, que son los de transparencia; igualdad de trato; y no discriminación.

Ahorraremos el tedioso articulado infringido y pasaremos directamente a explicar su contenido, supuestamente alterado por el poder adjudicador austriaco.

Al parecer, la Comisión no se encuentra muy de acuerdo en que dicho poder adjudicador (BALSA), supuestamente haya utilizado: 1.- Un Procedimiento Negociado con publicación previa sin justificación suficiente. 2.- Las especificaciones técnicas no permitían el acceso en condiciones de igualdad de todos los licitadores. 3.- y último, el proyecto ganador no se ajustaba a las especificaciones técnicas con respecto al reciclado de las escorias de polvo de aluminio.

Austria dispone ahora de dos meses para responder a los argumentos presentados por la Comisión; de lo contrario ésta podría decidir enviar un “dictamen Motivado”. Pero ello, se trataría de otra historia…….

Los austríacos también lloran a consecuencia de la contratación pública
Comentarios