Lunes 27.05.2019

David contra Goliat, pero con final distinto

Apenas unos rasguños en los fuertes y positivos resultados económicos de los infractores.

Ha cumplido de nuevo La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia con su labor sancionadora a los grandes “monstruos” gasísticos y de la energía eléctrica.

Al primero, gas natural, 1.200.000 euros, por incumplir las medidas de protección al consumidor, y previamente, llevó a cabo otras sanciones contra Iberdrola; Endesa; y Viesgo energía, por otros tipos de irregularidades contra sus abonados, y que económicamente, suponen para dichas Entidades, las molestias que pueda causar el vuelo de una mosca. No olvidemos que las sanciones estipuladas para los infractores gozan en cierto modo del “placet” previo de los mismos.

Las sanciones estipuladas para los infractores gozan en cierto modo del “placet” previo de los mismos

En el caso de Gas Natural, a casi 50.000 usuarios, y siempre a tenor de La C.N.M.C., procedió sin apenas claridad para éstos, a incrementar las facturas entre un 8% y 14%, según el consumo del punto de suministro.

Para impedir sus efectos, el cliente debería llamar al suministrador, cosa, que según las estadísticas casi nunca ocurre, debido a las conocidas y habituales opacidades establecidas.

Habría que añadir a lo anterior, como repercusión económica negativa para el bolsillo del consumidor, el incremento de un 40% en las primeras semanas del 2019, de la energía eléctrica en comparación con el año pasado.

Y al parecer, la cosa no parará ahí, ya que, según los medios de comunicación, a partir de abril, tendremos un nuevo incremento del 4%, como consecuencia del anuncio por parte del Gobierno, de no prorrogar más la suspensión del impuesto a la generación energética, en vigor desde 2012.

Ya lo he manifestado en alguna ocasión que otra, un 2019, más oscuro que el reinado de Witiza.

David contra Goliat, pero con final distinto
Comentarios