Martes 13.11.2018

Hacia una ética mundial

No podemos negar la enorme influencia que todavía las religiones tienen, las diversas religiones, en miles de millones de seres humanos.

En la Declaración del II Parlamento de las Religiones del Mundo, celebrado en Chicago en 1993, se aprobó una documento que se tituló: Hacia una ética mundial: Una declaración inicial, 1993.

Entre otros argumentos y datos, se indicaba que nuestro mundo está pasando “una crisis de alcance radical; una crisis económica mundial, de la ecología mundial, de la política mundial”. Hoy, podríamos sumar una crisis de migración radical, etc.

Para esto se indicaba cuatro grandes puntos.

I. No es posible un nuevo orden mundial sin una ética mundial.

II. Condición básica: Todo ser humano debe recibir un trato humano.

III. Cuatro orientaciones inalterables.

1. Compromiso a favor de una cultura de la no violencia y respeto a toda vida.

2. Compromiso a favor de una cultura de la solidaridad y de un orden económico justo.

3. Compromiso a favor de una cultura de la tolerancia y un estilo de vida honrada y veraz.

4. Compromiso a favor de una cultura de igualdad y camaradería entre hombre y mujer.

IV. Cambio de mentalidad.

Podríamos introducir unas reflexiones o unas cuestiones:

Una veintena son las grandes macrovisiones y metafísicas religiosas del mundo

¿No parece que la paz mundial, un nuevo orden mundial se consiga, si los poderes reales del mundo no escuchan lo que tienen que decir las religiones? ¿Se indica que existen unas cuatro mil religiones actualmente, de ellas, una veintena son las grandes macrovisiones y metafísicas religiosas del mundo? ¿Por tanto, no parece que exista muchas probabilidades de paz mundial y de un nuevo orden mundial, si a las altas jerarquías religiosas y a sus fieles, no se les invita a intentar ellas introducir ideas y sugerencias en el nuevo y posible orden mundial?

No podemos negar la enorme influencia que todavía las religiones tienen, las diversas religiones, en miles de millones de seres humanos. Por lo cual, la Unesco u otros organismos internacionales, deberían crear conferencias permanentes, para que las religiones pudiesen, primero tener contactos permanentes entre ellas, para ir fijando puntos en común. Que las religiones no sean un elemento de conflicto en el mundo, sino que sean elementos de paz mundial, de tolerancia, en todos los lugares del mundo.

¿Las religiones deben ponerse de acuerdo, en buscar una ética universal o una ética mínima universal…? ¿Puede que las religiones, solo se pongan en diez mandatos o en cinco normas, por ejemplo, “no matarás”, “no robarás”, etc., pero si se ponen de acuerdo, unas normas éticas o éticas religiosas mínimas, la inmensa cantidad de todas las religiones, al menos esa veintena de grandes religiones en el mundo, se habrá avanzado enormemente? ¿Por qué por una vez, las grandes religiones del mundo, que representan al noventa por ciento de las personas creyentes, en una o en otra religión, se habrían puesto de acuerdo en cinco mandatos o siete normas éticas religiosas mínimas…?

¿Un nuevo orden mundial, sea de una forma o sea de otra, se camine hacia un Estado Único Mundial, una Moneda Mundial, sea a través de la ONU, como máximo órgano posible de legislación mundial, o se camine hacia Federación de Estados para formar un Único Estado Mundial, se vayan federando en Estados Mayores, en libertad, tolerancia, mutuo acuerdo y en paz, sea de estas formas o sea de otras?

¿No parece que se pueda alcanzar ese fin de un nuevo orden mundial, que tenga todos los aspectos necesarios, económicos, sociales, culturales, si no se cuenta, con una nueva ética mundial, una ética mínima universal, y no solo un Código Legislativo Universal o no solo una Economía Mundial…?

¿Para una ética universal mínima o una mínima ética universal, entre otros parámetros, las religiones deben fijar, ponerse de acuerdo en una ética mínima universal…? ¿Pero también desde los parámetros de los poderes culturales seculares del mundo, desde todas las filosofáis del mundo, desde todas las culturas del mundo, desde todos los departamentos de filosofía del mundo, desde programas de investigación incentivados por organismos internacionales, se deberían buscar crear una ética mínima universal, de tipo secular, de tipo filosófico, que puedan aceptar la inmensa mayoría de personas del mundo, sean creyentes o no lo sean…?

Quizás esa ética mínima universal, solo sean diez normas, sean siete normas, pero eso sería un paso de gigantes, en el intento de la Paz Mundial. No deberíamos olvidar que sin paz mundial, con el poder tecnocientífico que el mundo ha alcanzado, con casi doscientos Estados, con el poder demográfico mundial, podríamos estar al borde de un conflicto regional o mundial que no seamos capaces de evitar y de autocontrolar. Por tanto, entre otros muchos instrumentos para la paz mundial, un nuevo orden mundial, etc., necesitamos la aprobación de una ética mínima universal.

Hacia una ética mundial
Comentarios