Martes 25.09.2018

¿Hizo Letizia el Máster de Nuera?

Con lo que no contaba Letizia, con zeta de zangolotina, es con la obligación de cumplir el subapartado de nuera, dentro del apartado de madre y el correspondiente epígrafe general de reina.

El presidente francés Charles De Gaulle se preguntaba siempre cómo era posible gobernar un país que tiene 246 clases diferentes de queso. Rajoy se pregunta ahora cómo se puede gobernar un país con dos reyes, una reina y una reinona: Letizia, con zeta de zangolotina.

La periodista asturiana era más republicana que la bandera tricolor. Pero la sedujo un príncipe ojiazul con talla de ala-pivot de la Liga Endesa que baila fantásticamente la salsa. Ella se creyó entonces el perejil de todas las demás salsas regias. Mudó anfibiamente de piel, estiró la resultante y perdió el pelo de la dehesa para ganar clase.

A las reinonas no le gustan los másteres, quizás sabedoras de que ningún parlamento autonómico les reclamará después la autenticidad de las notas o la calidad de su TFM

Le dio a esta España equívocamente machista un par de candidatas al trono: Leonor y Sofía. En su ajedrez siempre ganan las reinas blancas. Dos piezas rubicundas de diseño propio con las que dar jaque mate a esa vieja Ley Sálica que deja atada la primacía del varón sobre la mujer en la sucesión al trono. Atronadora discriminación. Sellada con el lacre del artículo 57.1 de la Constitución. De no existir ese precepto, estaríamos desde la abdicación de junio de 2014 abducidos con el indescriptible reinado de Elena de Borbón, primogénita de Sofía y Juan Carlos.

Pero con lo que no contaba Letizia, con zeta de zangolotina, es con la obligación de cumplir el subapartado de nuera, dentro del apartado de madre y el correspondiente epígrafe general de reina. La agenda real es devoradora y decoradora. Demasiados actos y demasiados pactos. Acto con pacto son las almibaradas fotos del fin de semana a las puertas de la clínica donde recambiaron la rodilla del otro Rey. 

Letizia tendría que haber cursado su Máster de Nuera en la Universidad Rey Juan Carlos, presencial y con Trabajo Fin de Máster de título indubitable: “El papel de la nuera en el entramado de una Familia Real con cuatro reyes”. Pero a las reinonas no le gustan los másteres, quizás sabedoras de que ningún parlamento autonómico les reclamará después la autenticidad de las notas, el listado de asistencias o la calidad de su TFM.

La semana pasada le llamaron maleducada, antipática y floja. A voz en grito. Mujeres sin el futuro resuelto por Real Decreto Boda como ella. Jóvenes, con jota de buena jeta, sin tricotar por el bisturí. Jóvenes con hijas y ejercientes de nueras. Quizás con Máster auténtico.

Y nada zangolotinas.

¿Hizo Letizia el Máster de Nuera?
Comentarios