viernes 03.04.2020

Hoy en día la actividad política es pura comunicación

Los mensajes, una vez emitidos, deben ser neutralizados y por supuesto derrotados, a poder ser de forma “implacable”.

Corría el mes de Noviembre de 2013  y el portavoz del Gobierno Vasco calificó de “implacable” la actitud de los nacionalistas para evitar que Cantabria recibiese con los brazos abiertos a empresas ubicadas en la comunidad vecina, acusando incluso a nuestros políticos de saltarse las normas europeas de libre competencia  concediendo ayudas a la implantación.

Esta semana hemos sido conocedores de que la empresa  Ask Chemicals, antigua Ashland-, perteneciente al sector químico y dedicada a la fabricación y distribución de productos destinados a la industria de la fundición, ubicada hasta ahora en el polígono del Vallegón de Castro Urdiales, concentrará su actividad en una nueva planta en el Puerto de Bilbao.

Al parecer el Ejecutivo de Urkullu ha sido “implacable” porque ha apostado muy fuerte para atraer de forma inminente, antes del  1 de diciembre, a una empresa que emplea en Cantabria a 80 personas.

Pero además, cabe destacar que el suelo sobre el que se ubica Ask Chemicals en Castro, según el Plan General, está clasificado como Urbano, con calificación Industrial Nivel II-b y la fábrica se encuentra a pocos metros de una zona residencial de viviendas, por lo que probablemente en pocos meses asistiremos también y con carácter de urgencia, a la construcción de viviendas. Ya se sabe que en Castro Urdiales el suelo es un bien escaso y terriblemente caro.

Hoy, el presidente del Gobierno regional, Miguel Ángel Revilla, ha anunciado el interés de cuatro grupos empresariales por instalarse en Cantabria con proyectos que supondrían la creación de más de 450 puestos de trabajo, pero no ha querido dar nombres ni detallar los proyectos para no generar polémicas con otros territorios, pero sí ha asegurado que están muy avanzados.

Supongo que los políticos utilizarán técnicas de persuasión muy avanzadas e “implacables”. Me imagino al “conseguidor” de turno, preguntando al consejero delegado de la multinacional, ¿en mi casa o en la otra? o ¿de cuántos trabajadores dispones?.

Sin embargo, no podemos obviar la popularidad y repercusión que este tipo de mensajes tiene sobre la sociedad. Muy pronto, recibiremos la respuesta de cualquier otro Gobierno regional, que también se mostrará  “implacable”, porque ese tipo de mensajes, no olvidemos que  electoralmente son tentadores y hoy en día, la actividad política es pura comunicación.  Mensajes que una vez emitidos deben ser neutralizados y por supuesto derrotados, al poder ser de forma “implacable”.

Hoy en día la actividad política es pura comunicación
Comentarios