Miércoles 14.11.2018

¿Para cuándo la República Catalana?

Es muy importante mantener mayoría parlamentaria, si esta fallara, recuperarla en la calle y en todo ámbito  público –eso sí- con la fraternal pedagogía política noviolenta.

Esperemos, que cuando el huracán producido por la convicta lucha pacífica soberanista se haya llevado al 155 y a  su inquisidor Rajoy, que propone seguir  este año con la estabilidad de su malvada política!!!

Para intentar conseguirla, tendrán que cuestionarse con reflexiva autocrítica, el nivel de organización y mínimas posibilidades de éxito ante el gigantesco enemigo estatal (aunque con pies de barro) apoyado con manifiesta manipulación europea y por el “trumpismo” Porque, en todo proyecto “revolucionario, la política aventurera puede retrasar el objetivo” (…)

Por ello, es muy importante mantener mayoría parlamentaria, si esta fallara, recuperarla en la calle y en todo ámbito  público –eso sí- con la fraternal pedagogía política noviolenta. Siempre, en función de conseguir la justicia social vulnerada salvajemente por las fuerzas armadas el 1-O, y el secuestro de la autonomía con leyes neo/fascistas

En cualquier caso, tratándose de “revolución soberanista” entiendo, que deberá proyectarse buscando equilibrio entre lo utópico realizable y la política mínimamente consensuada, para evitar la actual desbandada…!!!

Respecto a las intervenidas elecciones con golpe de Estado represor, algunos líderes en la cárcel y otros en el exilio (continuando el acoso con más persecuciones) el resultado fue prácticamente el previsto, excepto, que ganara la derecha “neo/fascista liberal” con el trasvase de votos entre ella. Lo consiguieron, con la presencia ingenua y amena de Arrimadas “camuflada de oveja solidaria, con el apoyo mutuo del infantil lobuco bueno IBEX-35!!!”

Por otro lado a su favor, contaba la presión del rey con su anuencia al “hiper/democrático 155”. Contando también, con la movilización mediática desde Madrid “al grito de guerra de Rajoy, por temor a la influencia de los comunistas cubanos en la CUP, para  reinstaurar la república soberana en Cataluña…!!!”

Para conseguirla (después de esta introducción permítanme este inciso) ya tienen iniciado el proceso constituyente para romper el muro “DE LA MUY DEMOCRÁTICA HERENCIA FRANQUISTA” Apoyada a la postre, por los poderes europeos bien custodiados por la Troika, en representación de los estados “DE TRADICIÓN TAN DEMOCRÁTICA!!!” Como la Italia fascista y la Alemania nazi, que con sus decisivas intervenciones bélicas apoyando a Franco, lograron derrotar la república hace casi 80 años… “Continuando aún, muchas heridas históricas infectadas…!!!”

Para recuperar aquellos innovadores derechos básicos -urge también- la república estatal con mínimos democráticos dignos, para mejorarlos con los actuales avances sociales!!!

Ante la conflictiva situación catalana, el rey -aunque lo disimule- ¿no se le habrá amargado el mensaje navideño, pasando de puntillas por este conflicto?

Porque ¿en qué mente humana mínimamente crítica, honesta e informada puede caber; “que nos venda un idílico y venturoso Estado con la política del PP, la más corrupta y depredadora de Europa?” “¿No sabrá, que siendo la primera autoridad, será el máximo responsable…?

Por respeto a la población y a sus derechos democráticos inalienables. ¿No debería ir preparando -sin violencia armada- su equipaje? Porque ¿qué legitimidad puede tener la monarquía; “accediendo su padre por la puerta trasera y él por la emergente…?” Si conociéramos la historia real no manipulada, evitaríamos “que nos la den… con la trampa de la perversión política…!!!”

Para evitar su colaboración con dicha política, hay que desenmascarar el servicio que presta a la oligarquía (la mayor enemiga de las clases populares) Por lo cual, cuanto más avancen hacia la república en Cataluña, mayor será la presión liberadora de estas clases en todo el Estado. Para así cuestionar y detener, la ofensiva de la cultura moral reaccionaria del nacional catolicismo franquista. Como ha ocurrido en el ayuntamiento de Madrid y ahora, en la cabalgata “de los reyes magos” dando la implacable matraca, por la innovación artística con perfiles socio/humanos…

Retomando el hilo electoral, la izquierda soberanista moderada de ERC y la radical de la CUP, más la derecha no oligárquica, al conseguir mayoría parlamentaria deben coaligarse para gobernar (a pesar de todos los obstáculos inventados y la falta de voluntad política para impedirlos). “Por el terror que les produce, la fraternal  indómita y suprema dignidad política noviolenta!!!”

Entiendo, que no debieran eludir la responsabilidad política de gobernar con actitud socializante, para combatir la política especuladora de las corporaciones generadoras de conflictos, represión, miseria etc.

Por ello, realizando política de justicia social, alcanzarán la armónica convivencia pacífica. Conseguido este panorama, con soberanía o sin ella, la historia catalana impulsada por su alto nivel cultural, cívico, político, industrial, profesional… muy arraigado en el seno del pueblo, será floreciente…!!!

Por el contrario, si por alguna extraña circunstancia llegara a formar gobierno la derecha, produciría tal resistencia popular al inevitable desastre “con su -des-gobernanza antinatura y cultural”. Que provocaría nuevas elecciones, o la historia catalana retrocedería al Medievo…!!!

Porque su reaccionaria política al servicio de los oligopolios -como se sabe- “es manipulada por el corrupto poder judicial” contra toda política de justicia democrático soberanista. Como habitualmente lo hace apoyando al PP, que judicializa toda política trascendente…!!!

Esta interpretación no es personal. (Se basa –además de en diversa informaciones- en la constatación documentada, repetida desde hace 15 años en mis artículos). La causa, radica en la no separación de poderes en el régimen del 78, a todas luces verificable!!! Pero, erre que erre, “viva la depredadora política neo/fascista del PP, Cs, con el apoyo del PSOE…!!!”

Si gobernara esta emergente derecha habitualmente marginada, eliminaría el concepto ético de todo código con el incondicional apoyo de su reserva electoral, especialmente antidemocrática…!!!

No me refiero al tópico de buenas o malas personas, sino, a sus actitudes, generadas por la perversión ideológica políticamente manipulada… ¿Qué esperar de esta sociedad fosilizada? En mi anterior artículo, avancé una valoración al respecto…

Ahora, esperar a que haya gobierno. Mientras tanto, haré y después seguiré haciendo, reflexivos comentarios sobre la 3ª vía en Cataluña de En Comú Podem, y sobre la 1ª de progreso estatal.

Respecto a la política restauradora trasversal, basada en puentes “fabricados por En Comú Podem” (porque los que ofrece Rajoy, habrá que analizarlos por si son del 155) para posibilitar la fluida comunicación, interrumpida tras la ruptura de la mayoría de la población en dos bandos. Harían de árbitro dichos “fabricantes” en representación del sector de dicha 3ª vía… Quedando marginada, por no entender ambas partes su democrático -por antonomasia- proyecto estatal. Anteponiendo su política bilateral, irreflexiva y excluyente…

Lo hicieron sin considerar las causas de la turbulenta y grave situación, ni  la encuesta transversal, que daba -a dicho árbitro- el 23,4% a favor de un referéndum acordado con el Gobierno central.

Sin embargo, al recibir sólo el 7,45%, han perdido la oportunidad de posibilitar un gobierno de progreso, que atenuara la traumática ruptura social…!!!

Dado su controvertido programa, se situó en el epicentro de las  críticas. Vertidas por la derecha, algunas soberanistas y las más vergonzantes del oportunista PSC. Que, denominándose la izquierda, apoya a la derecha!!!

¿Cuál será el principal motivo político de esta confusa situación? Analizando –modestamente- con conciencia de clase “no privilegiada” es decir (considerando dialécticamente las actuales circunstancias políticas y socio/laborales) el ultra/liberalismo y sus oligopolios, han desplazado al proletariado… Convirtiéndole en un miserable precarizado, generador de subproletariado y “lumpen…”

Por este motivo –sin absolutizar- soy consciente de que gran parte de la izquierda transformadora y/o emancipadora, soberanista o centralista tradicional, en este aspecto no esté de acurdo con este análisis. Cuestión de reflexivo planteamiento...

Respecto a las mencionadas críticas, el candidato de la CUP a elecciones Carles Riera –resumiendo- señala: “que la transición no se ha podido hacer de ley a ley, como habían preconizado algunos, que con la sonrisa no es suficiente, que habrá que negociar el nuevo gobierno hablando del punto de partida más que de llegada, que algunas estructuras de Estado no habían sido superadas con realismo, que la posición de Los Comunes, es más cínica que ignorante, y que habrá que dar pasos adelante y atrás hasta la república” -Discípulo de Xírinacs- “Su propuesta de resistencia pacífica y desobediencia civil, es ahora más necesaria que nunca. Hay que empezar a legislar con lógica republicana. Y aquí, es donde hacemos emplazamiento a los Comunes y a los socialistas, para legislar al servicio de la economía social y de las clases populares, porque en el marco estatuario y constitucional no lo podremos hacer. Es más importante el punto de partida, república, ley de transitoriedad, proceso constituyente y desobediencia al 155. Cuando me referí al PSC no pensaba en la izquierda. Respecto a Podemos y a los Comunes sobre lo social, tenemos muchas coincidencias de ruptura con el régimen del 78. Pero la imposibilidad de hacerlo desde el marco autonómico y constitucional está demostrada.”

Partiendo de la crítica de la CUP, (organización política de izquierda republicana emancipadora, muy valorada por su coherente lucha) Entiendo, que en política institucional (como bien saben por su procedencia social) al existir dinámicas diferentes, que implican compromisos personales y sociales más trascendentes… Como elaborar leyes que pueden cambiar las vigentes represoras y de recortes sociales básicos, que afectan  gravemente a las clases populares, que la CUP prioriza su defensa

Pero, considerando las diferentes actividades características de ambas  luchas. Para conseguir logros sustanciales ¿Qué otra opción más importante, que su articulación en un frente común de resistencia y apoyo mutuo, para adquirir avances en los marcos sociales y legislativos…?

Por otro lado, aun estando de acuerdo con muchos planteamientos de la Cup, cualquier organización política de ámbito estatal –al margen de su ubicación- ¿Deberá implicarse plenamente en asuntos que afectan a una autonomía, en actitud insolidaria con otras?

Respecto a la lucha no violenta, plenamente de acuerdo, pero, sobre la desobediencia civil, habrá situaciones en que pudiera colisionar con proyectos legislativos. Sin embargo, la actitud revolucionaria en la oposición y en el gobierno, siempre debe ser autocrítica “para no morir de éxito!!!”

Respecto a que la transición no pudo hacerse de ley a ley. Negar la posibilidad de poder conseguirla con la presión de las clases populares a nivel estatal, incluso (pudiendo hipotéticamente conseguir cambiar  algunas leyes a favor) ¿No indicará pérdida de confianza en la –ciertamente difícil- lucha de clases…?

Asimismo ¿no será arriesgado pensar que la posición de los Comunes, es más cínica que ignorante? Esa actitud de desconfianza hacia esta organización transformadora ¿No generará obstáculos en la relación fraternal en futuras actuaciones…?

Retomando el hilo crítico. Considero muy importante la carta abierta –parcialmente- a Alba Rico por Carlo Frabetti: “Con o sin España, Cataluña será independiente. La parte más interesante de tu artículo la conjetural, es también la más equívoca, en la medida que algunas se presentan como verdades demostradas ¿Dijiste media verdad? Dirán que mientes dos veces si dices la otra media –Antonio Machado- Si no te conociera, pensaría que en tu reciente artículo España un Estado sin nación haces trampa, pero como te conozco (aunque ahora no te reconozca paradoja Chestertoniana) prefiero pensar una vez más te has dejado llevar por tu pesimismo metódico ¿Cuál es el problema? No se trata de cuestión catalana o vasca, si no de la cuestión española, que te rebato, porque no hay falacia más peligrosa como en este caso, se mimetiza entre verdades como puños, medias verdades, tópicos y conjeturas que pretenden ser teoremas. Por eso -lo he dicho muchas veces- los normófilos de Podemos son más peligrosos en el terreno de las ideas que los normópatas del PP.

Por eso los Gabilondo y los Évole, son más peligrosos que los Herrera y los Losantos. Por ello 'El País' es más peligroso que 'La Razón'. Y por eso Fernández Liria y Alba Rico (cuánto me cuesta decirlo) son en estos confusos y atribulados momentos más peligrosos que los Savater y los Albiac.

Hay que distinguir, hoy más que nunca, como recuerda Alfonso Sastre (respecto a la República Catalana) al hablar de utopía, entre lo imposible y lo imposibilitado, y luchar en todos los frentes para que lo imposibilitado deje de estarlo.

Plenamente de acuerdo con la crítica a Alba Rico; no tanto en algunos aspectos conceptuales respecto a Podemos. Sobre el que criticaré en clave reflexiva en el próximo artículo, incluyendo al criticado Rico.

¿Para cuándo la República Catalana?
Comentarios