miércoles 18.09.2019

Cultura rural cántabru

Abora que los viejos no tienin hestorias que contar ni nietos que quieran uílas, tamién puei haber un cuentacuentos en el pack.

mugu280219Mugu junta la mar | edc

Contaban los antiguos de casa que antiguamenti las abarcas que gastaban eran jechas de casa. Y tamién tuvimos unu de casa que echaba trovas, Isaz. La mí güela muntiega arrecordaba los días de cría, curiando uvejas a juerza de criase con ellas, y las nochis que pasaba durmiendo con ellas, pa no las dejar solas, su'l Cantu las Tisigorias y su'l bollu espesu que amuga los cumbris del Escudu.

Jaz bien pocu mos contaba Matías cúmu pasaban el antruíu, y cúmu los pastoris se turnaban ena vecera pa guardá-l ganáu de toos, a razón del ganáu que tuviera caúnu.

Aquella tonaa que por un regular contaba penas de amoris u aligrías de amoris

Entá oyo cúmu cantaba la mí madri y anguna mujer mas de las que li daban gustu y gracia a la tonaa, aquella tonaa que por un regular contaba penas de amoris u aligrías de amoris. Anguna queda, pocas.

Tamién tengo ena memoria aquél músicu de pueblu grandi que al ber priguntáuli qué li paició un discu que bíamos sacáu mos priguntó que quínis éramos nós pa cantar en cántabru. Un cántabru que lo mesmu él que nós viíamos esmuciase nel tiempu.

Abora al cántabru lu sacamos a la calli al treviés d'esti Mugu, y paez amejáu a cumu sacaban antañu a los enfermos esajuiciaos a la calli tamién, cola esperanza que que angunu que pasara supiera dalis un remediu, peru ésti es un enfermu que sacamos estazáu de la muéstra casa y de las ajenas, esajuiciáu polos suyos, con ánimu de lu recomponer y golver intirizu. Los suyos no lu quierin. Ya ni se molestan en damos u quitamos primisu.

Las tonaas de antañu no las canta cuasi naidi. Y menos cola gracia de antañu

Las tonaas de antañu no las canta cuasi naidi. Y menos cola gracia de antañu. El asuntu de las canciones regionales es una postal de són tresnocháu, hablando de pueblos que ya no están, de mozos y mozas que no son d'esti mundu, por rural que sea, de custumbris amortajaas por un pueblu desdejáu.

Los mozos y las mozas ruralis, pindientis de estar a la última, si cantan reguetonis con deji de analfabetu tropical con mañas, y si no, flamencu de supermercáu. Cantan lo que la tilivisión y l'arradiu ponin. Ni heredan una cultura ni la tresmitin.

Los cartelis de las fiestas de los pueblos anuncian el resultáu de la venta que jacin los empresarios del espetáculu a los concejalis de festejos. Son prudutos en forma de pack, que ofrecin una cultura rural del istilu de una fiesta de la espuma con cuncursu de Miss camiseta mojada, la atuación de un magu, un castillo hinchable, y lo que anuncian cumu Romería montañesa, una orquesta de estrumentos moernos con lucis y eféutos láser que toca cancionis tropicalis y flamencu de supermercáu, al gustu rural cántabru. Puei que ningunu baili, peru a la final se comenta lo güenu que era el cunjuntu acomparáu col que tocó nel pueblu d'áláu, ondi tampocu se bailó. Abora que los viejos no tienin hestorias que contar ni nietos que quieran uílas, tamién puei haber un cuentacuentos en el pack.

La Montañññia es lo más belliio de Españññia, el marccco incccommparaablee, y tou esi puñeteru tostón que ya ajidía a ranciu jaz años

Tamién las cancionis que se pretendin tonaas moernas son propias de un turista terreñu, hablando de que La Montañññia es lo más belliio de Españññia, el marccco incccommparaablee, y tou esi puñeteru tostón que ya ajidía a ranciu jaz años, y no paez que quieran aparalu.

El pueblu del nobli mozu de la canción regional, enamoráu de aquella moza decenti y trebajaora cola que se quier casar a la vista de la virgin que protegi a los noblis montañesis del valli, es un buchinchi de chamizos de plaqueta, bloqui, hormigón, terrazu, aluminiu y prásticu. Los pastoris de aquella estampa campestri que unos vendin y otros compran están muertos jaz años. Acupando el sú puestu está abora genti con ganáu que va en cochi de visita a veelo, y que no se pondrá jamas de acuerdu entri ello pa curialo a turnos. El maaarcco innccoommparaable, no tendrán problema en jacelu arder de banda a banda cola primer abriguna, y a eso sí li llaman custumbri, y están polo caltener.

El antruíu ya ni lu conocin pol llamatu, y celebramos el carnaval sigún los chinos provein, con cuncursu de murgas al istilu gaditanu, que es lo que la tilivisión mos pon cumu moelu.

Si ésta es la cultura rural de Cantabria, si esto es lo que Cantabria tien pa ofrecesi y ofrecer al mundu, que se acabi ya, n'esti mesmu momentu, Güen viaji.

Cultura rural cántabru
Comentarios