viernes 28.02.2020

L'Abizu

Cuandu los pueblos dierin en amirase por ellos mesmos, y vascos, gallegos y catalanis empenzarin a tener ideas dendi adrentu, en Cantabria lo que salió jue regionalismu

mugu230120Custión d'escala | edc

Aquí el nacionalismu que conocemos por too lo que val es el nacionalismu español. Es el que vivimos dendi jaz angunos siglos polo menos, y si mos toca disfrutar de los efeutos variaos del nacionalismu entri nós, es la juenti primera de toos ellos. El nacionalismu español es el que crea el moelu d'urgullu que debemos tener, y masque esto no se diga tampocu, es tamién quin jezo el compleju que tenemos, quiciabis muchu mas jondu que cualisquier sintir pusitivu que tengamos. Sobri la basi del nacionalismu español se cucinó la falta terreñu de apreciu pola intidá etnográficu, que tomamos cumu asuntu ajenu, de genti atrasáu y lejanu, y sustituímos por intidá hestóricu, la que mos concedi la gloria por mediu d'una hoja de sirvicios a La Corona.

El cántabru moernu sinti una especii d'urgullu prêt-a-porter, que saca a rilucir en días aseñalaos

Con semejanti sistema de valoris, el cántabru moernu sinti una especii d'urgullu prêt-a-porter, que saca a rilucir en días aseñalaos, con momentos estelaris cuandu diz que Cantabria es un distinu turísticu de primera clas, que tul mundu es jidalgu, que aquí nacierin Juan de La Cosa u el Padri Rábago, que por aquí salía la lana castellanu, que aquí nació l'idima de Castilla... sea lo que sea, que sea pa mayor gloria del Reinu.

Porque pola calli, Cantabria no se rispira. Somos cualisquier sitiu, de puru desdejáu.

Cuandu los pueblos dierin en amirase por ellos mesmos, y vascos, gallegos y catalanis empenzarin a tener ideas dendi adrentu, en Cantabria lo que salió jue regionalismu, que es una manera de poner mas atinción eno propiu, peru colos mesmos ojos de quin amira dendi juera. Se puso mas atinción a la hora de aministrá-los urgullos y complejos ya entrimitíos ena concencia de la genti. D'esi arti, Cantabria era una gran ulvidáa, biendo síu la verdaera raiz de Castilla y d'España, n'una especii de agraviu satelital.

Aquí lo que agarrarin rápidu jue las competencias del ladrillu y l'esfaltu, de la recalificación y la licencia, muchu mijor con dineru européu

La misión del regionalismu es la del críu pamplinosu que tira de la ropa de los padris pa que no li den al hermanu. Bien se ha vistu cuandu vascos y catalanis quisierin revisá-los sús estatutos, que l'únicu aquél regionalista es que no tuvieran naa, y que si a la final lo tinían, nós tamién lo pidiríamos. Ridículu, asurdu, peru verdaeru. Los pulíticos cántabros, col regionalismu cumu guía n'un asuntu d'esi calu, no tinían idea de qué reformar nel estatutu propiu. Nunca bían tiníu daqui interés en jacer naa que se viera limitáu u pocu desarrolláu nel estatutu. Aquí lo que agarrarin rápidu jue las competencias del ladrillu y l'esfaltu, de la recalificación y la licencia, muchu mijor con dineru européu. Tuvo de sé-l Estáu quin rogara a Cantabria que cugiera deajechu l'aministración de las competencias que tien asinaas por lei, porque l'únicu proyeutu pulíticu deseáu polos aministraoris era lo golosu, paseos marítimos, carreteras, urbanizacionis, licencias...

Eno tocanti a promové-la intidá paisanu, el regionalismu cántabru tien una pulítica que paez jecha polas autoridais de la ciudá d'Ávila u la concejalía de festejos de ahuntamientu de Valladolid. Ellos bieran jéchulo igual si los bieran sucontratáu. Y si tien que veer con protegé-l patrimoniu y el contornu, igual. Lo que jaz que Cantabria sea cumu Cantabria, eso se pierdi y no tien traza de interesali a dingún pulíticu, mas bien al contrariu.

Jaz angunos años dierin n'uísi otru tipu d'upinionis que eran críticas con esi "aquí too está en venta", y que aseñalaban tou esti procesu de manera clara. Pocas, peru firmis. A los pocos años, salió un palabru que enjamás bía uíu: el cantabrismo.

Un inventu cumu isi, si li sirvi a angunu, va a ser al pulíticu cazaritu que sueña con excavaoras

El cantabrismo era un sacu nel que estaban a un tiempu la clas de pulíticu que tien sueños húmedos colos parquis eólicos, l'AVE, las autuvías de tres carrilis, los puertos dipurtivos cuasimarbillíis, el fracking... y tamién estábamos ena tiuría allá mitíos los que pensamos justu lo contrariu.  Y vistu lo vistu, un inventu cumu isi, si li sirvi a angunu, va a ser al pulíticu cazaritu que sueña con excavaoras. Hai tou un abizu entri las dos ideas, asina que drentu d'aquel supuestu cantabrismo lo que alcontramos es un cant-abismo.

Y yo polo menos no conozo una palabra que sinifiqui a un tiempu chon y matachín.

L'Abizu
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad