lunes 19.08.2019

“‘No hay para todos’”

Echarin la cuenta y entri lo que mos toca a ti y a mí, a Mohamed, a Mamadou y a las Koplowitz, mos da pa tirar malaspenas de estrella a estrella con un cafitucu y una madalena caúnu, saliendo en ringli de Cáritas.

mugu140819Urquídias | edc

El racismu primeru lo es, y aluegu ya alcontrará razonis de caminu pa se justificar.

"Si acogemos a los inmigrantes no habrá para todos", dicin aminudu los catedráticos de filusufía pola Universidad de la Tasca de Manolo, que de toas las universidais es la que mas y mijor atiesa el pensamientu cañí moernu, el que por desgracia pina aquí los bolos. Echarin la cuenta y entri lo que mos toca a ti y a mí, a Mohamed, a Mamadou y a las Koplowitz, mos da pa tirar malaspenas de estrella a estrella con un cafitucu y una madalena caúnu, saliendo en ringli de Cáritas. Peru si quitamos de la cuenta a Mohamed y a Mamadou, subi muchísimu la retaporción, y entri las Koplowitz y tú y yo tocamos a ochu reñonis bien cubiertos. Unu debi suponer entonz que pola mesma cuenta el descensu de la natalidá es un negociu reondu pal bienestar de caúnu de nós. Cuanta menos genti haiga, a mas tocamos.

Qué era entonz la famosa Globalización? Cuális eran las sús upurtunidais? Porqué mos dijerin que l'inglés mos abriría en parracil las puertas del Mundu?

El rostru pálidu ocidental adineráu pasa undiquiera por ondi quier

Las puertas del Mundu están acerraas cumu lo estaban desprimeru. Y las upurtunidais son distintas y jasta contrarias sigún se sea d'una parti u otra del planeta. La facilidá d'esplazamientu en derechu y medios sigún l'urígin, cundición social y raza vien a sé-la mesma que unu vei pola tilivisión cuandu retresmitin el París-Dakar. El rostru pálidu ocidental adineráu pasa undiquiera por ondi quier, atrunillando jaqui los uíos de los iscuros nativos, aparaos cumu corvatos ajambraos, col motor que ajunciona gastando el petróliu que tinían jasta ahier su los pies. Esi es el refleju práticu del derechu de los unos y los otros pa movese. Avionis por riba con distinu a Marrakech, pateras por baju con distinu a las garmas sumarinas. Hotelis con piscina pa los unos, cárcilis pa los otros.

(No hai tampocu, se conoz, avionis y hotelis pa toos)

La Globalización era una manera de dicir que el peji grandi se coma al chicu, y la nueva palabra paiciera barruntamos cosa de mucha novedá. Era mas de lo mesmu.

El probi se quedará ondi está, mas li val. Y el ricu pasará con suerti a arretratalu, un día que andi despaciu. El dineru y los ricursos, ésos sí, viajarán rápidu peru n'un sintíu inversu, digamos Dakar-París.

Lo ciertu es que, mas de lo mesmu, la Globalización guardaba el  privilegiu ocidental de cunquista y saquéu que naz de la juerza de las armas y las armaas de la vieja Europa. El Mundu es un mercáu, y la Humanida manu de obra, pa binificiu de los mesmos mercaderis y patronis de siempri. Mas facilidá pal trasiegu de mercancía, mas dureza y saña contra la genti que ajuyi. El derechu de las cosas contra el del Ser Humanu.

El mundu pruduz a destaju pa que los ocidentales podamos sintimos dichosos varciando a diariu cosas a una montaña de basura que cualisquier día se mos argaya incima

Y lo ciertu es que no hai pa toos, y mos están dijendo a toos que sí, si sacamos del repartu -que nunca es tal- a Mohamed y a Mamadou. Lo primeru, porque si escasu se andaría repartiendo lo que li cugimos desprimeru a ellos dos. Lo que pretendemos dicir que angún día mos tocará nel teóricu repartu vien del mundu de piel iscuru, que es la mayor parti del mundu, y la mayor parti d'ello. El mundu pruduz a destaju pa que los ocidentales podamos sintimos dichosos varciando a diariu cosas a una montaña de basura que cualisquier día se mos argaya incima. Tenemos derechu a varciar a juerza de que tres cuartas partis del mundu no tengan derechu a otra cosa que obedecer y jacé-lo que los mercaderis tengan ispuestu pa ellas, murise si a manu vien. Cumu nós, peru con unas leis mas a gustu entá de la pulicía y l'ejércitu, siempri velando polos Humanos Derechos.

Sólu a la velocidá que crecin y cunsumin los Estaos Auníos d'América, el mundu nu acanza. Y si li sumamos Europa, la ración de mundu adelgaza. Peru cumu en cuenta tamién entran de nuevas el Japón y con mucha mas gana la China, el mundu diquiá pocu dará pa un curruscu, y gracias. Un asuntu que podemos priguntamos es cúmu de amistosu será el repartu de mercancía entri las nuevas y viejas potencias ocidentalis, y si van a tené-los ejércitos de adornu. Y no sé por qué, mi da el barruntu de que pa genti cumu las Koplowitz, que se rigi pol vieju dichu de "Cincu semos, tres torrendos, dos mi tocan", tú y yo tamién estamos ena catiguría de Mohamed y Mamadou, repartiéndomos a malas lo que mos quieran dejar de un curruscu -al que quiciabis quedremos siguir llamando torrendu pa no estropeá-la comedia de que vivimos n'un estáu de bienestar-. Y cunsiguin que semejanti consideración allegui a ser asinatura ubligaa ena Universidad de la Tasca de Manolo., vistu lo bien que ripitin los manolos y manolas -cumu si juera idea suya- que "No puede haber para todos".

“‘No hay para todos’”