Jueves, 24 de Mayo de 2018
El Tiempo

ENTREVISTA

Narbona: “No puede ser que después de las primarias en un partido haya dos bandos”

La presidenta del PSOE considera que la aplicación del artículo 155 en Cataluña no es suficiente para resolver la situación, y critica la incapacidad de Rajoy para solventar el desafío soberanista.

Narbona alerta en Santander de que estamos en un empobrecimiento de los jubilados, que irá a peor si se mantiene el factor de sostenibilidad aprobado por el PP en 2013.

Cristina Narbona, junto a Pablo Zuloaga este lunes en Santander | edc
Cristina Narbona, junto a Pablo Zuloaga este lunes en Santander | edc

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona (Madrid, 1951), visita este lunes Santander para participar en una asamblea abierta a la ciudadanía sobre "pensiones dignas". Con motivo de su paso por Cantabria ha concedido una entrevista en exclusiva a eldiariocantabria en el que repasa la actualidad política nacional y autonómica. Respecto al tema que la ha traído a la capital cántabra, Narbona asegura que lo que se está produciendo en la actualidad es un "empobrecimiento de los jubilados", que irá a más si se mantiene la hoja de ruta del PP y se implanta en 2019 el factor de sostenibilidad. La dirigente socialista, que en el acto ha estado acompañada por el secretario general del PSOE de Cantabria, Pablo Zuloaga, y el secretario general de la formación en Santander, Pedro Casares, también ha apelado a la unidad y la colaboración entre las dos partes en las que parece estar dividido el partido autonómico tras las primarias celebradas en verano.

Respecto a la situación de Cataluña, aunque reconoce que el PSOE apoyó la Constitución y la aplicación del artículo 155, considera que no es suficiente, y critica la incapacidad y el inmovilismo de Mariano Rajoy para afrontar el desafío soberanista. Por otro lado, apunta a que la corrupción está pasando factura a un PP que está perdiendo votos, la mayoría terminando en Ciudadanos, como señalan las últimas encuestas.

Este martes se realiza el debate y votación de la investidura de Carles Puigdemont, y todo apunta a que no estará presente. ¿Cómo valora lo que está viviendo en Cataluña?

El Tribunal Constitucional ha dejado claro en qué condiciones se debe realizar el debate: si Puigdemont acude al Parlament y si tiene autorización de la Justicia. No sé qué pasará mañana, pero por ahora es el único candidato. Confiamos en que la decisión del Constitucional lleve a que su candidatura se descarte y que se presenten otros candidatos que se ajusten a las reglas del juego para poder crear un Gobierno que empiece a ocuparse, de verdad, de los problemas reales de los catalanes.

Estamos viviendo una situación derivada de una serie de procesos que tienen responsables políticos. Los principales son los representantes del independentismo, pero Rajoy ha mostrado su incapacidad para solventar el desafío soberanista. Pedro Sánchez ya lo advirtió cuando comenzó el proceso, pero Rajoy entonces dijo “no toca”, lo mismo que ha dicho ahora con la brecha salarial entre hombres y mujeres. Solo apelando a la ley no se resuelve el problema de Cataluña; hemos apoyado la aplicación de la Constitución, pero no solo vale eso. Puigdemont no debe ser presidente de Cataluña, pero hemos discrepado en el modo en que el PP ha gestionado la situación.

Rajoy ha mostrado su incapacidad para solventar el desafío soberanista

Ahora mismo se desarrolla una Comisión en el Parlamento para abordar este problema, por cierto muy a pesar del PP, que se ha instalado en el inmovilismo ante este problema. Ha habido comparecencias de las personas que redactaron la Constitución y de representantes políticos y sociales.

El PSOE está trabajando en los elementos que deberían reformarse más allá del modelo territorial, como los nuevos derechos en medio ambiente. La Constitución debe dejar claro cuáles son los mínimos vitales de los ciudadanos en materias como agua o luz. También tiene que recoger de un modo más claro los principios de igualdad, algo fundamental en democracia. Y para todo eso hacemos asambleas abiertas para escuchar a los ciudadanos y recibir sus opiniones e ideas.

¿Cuál cree que es el futuro más inmediato para Cataluña? ¿Ve un pacto entre las llamadas fuerzas constitucionalistas?

Ahora mismo la responsabilidad es de quienes suman la mayoría en el Parlament, que son las fuerzas independentistas. En un primer momento han insistido en que el candidato es Puigdemont, pero no sabemos si se celebrará el debate o si Puidgdemont pedirá en las próximas horas la autorización. No sabemos qué duración tendrá esta ‘fase Puigdemont’, pero en cualquier caso son los independentistas quienes deben valorar otras opciones.

Está en Santander para hablar de las pensiones, que han subido un 0,25% pero con la que los pensionistas han perdido poder adquisitivo. ¿Hacia dónde nos conduce esta situación? ¿Es sostenible el actual sistema de pensiones?

Estamos en un empobrecimiento de los jubilados, que irá a peor si se mantiene lo aprobado por el PP en 2013, el llamado factor de sostenibilidad que entrará en vigor a partir de 2019 y que tendrá en cuenta la esperanza de vida, revisable cada cinco años. Existe una revalorización inferior al IPC y pensiones más bajas. Es algo que se ve en el documento que el PP ha remitido a Bruselas, en el que prevé reducir el gasto social. Las previsiones del PSOE estiman que se podrá perder hasta un 30% del poder adquisitivo. Nuestro énfasis ahora mismo está en reforzar el sistema de pensiones, y no destruirlo como el PP.

Estamos en un empobrecimiento de los jubilados, que irá a peor en 2019 si se mantiene el factor de sostenibilidad aprobado por el PP

No se trata solo de hacer sostenible la situación. Se trata de mejorar y reforzar las pensiones. Para ello el PSOE propone cuatro líneas de trabajo. Primero luchar en serio contra el fraude en la Seguridad Social, que se cifra en 4.500 millones de euros anuales. Si se recuperara esta cantidad estaríamos reforzando el sistema público de pensiones. En segundo lugar, hay gastos que se imputan a la Seguridad Social cuando no debería ser así. La tercera es mejorar los salarios; cuantos mejores salarios haya, más cotizaciones y más ingresos habrá. Hay que derogar la reforma laboral del PP para impedir los bajos salarios, y que haya un auténtico cambio en las rentas. Eso es fundamental para que haya mejores salarios.

Por último, planteamos dos nuevos impuestos, uno sobre las transacciones financieras y otro sobre la banca. Es una medida que ya utilizan otros países que no son sospechosos de ser comunistas, como Reino Unido. El objetivo es reducir el déficit que se lleva por delante la hucha de las pensiones.

Estuvo en la clausura del XIII Congreso del PSOE Cantabria. Desde entonces la división en el partido es evidente. ¿Cómo ven en Madrid esta situación? ¿Cree que afectará al resultado de las elecciones autonómicas?

Sigo de cerca la situación del partido en Cantabria, como en el resto de comunidades, y creo que en este caso hay que seguir avanzando en la tendencia visible de colaboración entre las personas que están en el Gobierno autonómico y los líderes del partido para reforzar la imagen.

La gente castiga mucho a los partidos divididos, y hasta donde conozco en el PSOE cántabro se trabaja en la colaboración, y es ahí donde hay que seguir. No puede ser que después de las primarias haya dos bandos porque fue el voto de la mayoría de militantes el que eligió, así que espero que se supere con el espíritu de cooperación que ya está funcionando.

El PP está empezando a resentirse por su gestión de las finanzas del partido y el comportamiento de sus dirigentes

¿Cómo es posible que el PP continúe en el Gobierno con las recientes revelaciones de corrupción conocidas en los tribunales?

De las encuestas, que al fin y al cabo señalan las tendencias pero no son definitivas, se deduce que hay un aumento del flujo de votos del PP a Ciudadanos, y tiene mucho que ver con los casos de corrupción y con lo que se está conociendo. El PP está empezando a resentirse por su gestión de las finanzas del partido y el comportamiento de sus dirigentes.

¿Se plantea el PSOE una moción de censura?

No, porque en la situación actual habría que contar con el apoyo de los partidos independentistas, contrarios a lo que proponemos en el ámbito territorial. Hubo un momento en que pudimos quitar al PP, pero Podemos renunció a hacerlo. Ahora hay otro escenario. Habrá elecciones, aunque no sabemos cuándo ni si Rajoy adelantará la convocatoria. Por ahora nosotros trabajamos para recuperar la confianza de los votantes para ser una alternativa real.

Comentarios