miércoles 2/12/20
TURISMO

En auge la compra y reforma de cabañas y casas rurales en la Comarca del Asón

Desde la pandemia ha aumentado el interés por estas viviendas entre vecinos y turistas para contar con una parcela o terraza al aire libre

Parejas del País Vasco y Madrid es el perfil más habitual entre los que adquieren estos inmuebles

Cabaña en la comarca del Asón
Cabaña en la comarca del Asón

Las cabañas tuvieron durante mucho tiempo la función de refugio del ganado en su planta baja, la cuadra, mientras que arriba se ubicaba el pajar. Hoy en día, en la Comarca del Asón, se ha producido un auge importante por la compra y posterior reforma de cabañas y casas rurales con el fin de convertirlas en viviendas.

Así, lo indicó Ramón Martínez Rodríguez, dedicado 28 años al sector inmobiliario en Ramales de la Victoria. Según explicó, el objetivo es convertir estos inmuebles en viviendas de primera o segunda ocupación, según el caso. Es por ello que, tras el desconfinamiento, se están vendiendo cuatro o cinco casas rurales y alguna cabaña al mes.

El alcalde de Ramales de la Victoria, César García, corrobora este cambio que se está dando en estas cabañas y casas viejas. En lo que se refiere a su municipio, el regidor municipal matizó que son más bien las casas rurales las protagonistas de este fenómeno en auge, ya que aunque cuentan con un catálogo de cabañas en suelo rustico su número no es exagerado. Los municipios de Soba y Arredondo concentran el mayor número de cabañas en esta zona.

César García​El alcalde de Ramales de la Victoria, César García

La mayoría de los interesados proceden del País Vasco y Madrid y son parejas que ya han pagado su primera casa y buscan pasar sus vacaciones, fines de semana e incluso alargar su estancia al permitirse el teletrabajo.

“Quieren tener la sensación de estar en la calle a raíz del confinamiento”, señaló Ramón Martínez

La razón proviene de la pandemia sufrida por el Covid-19, de tal forma que los interesados tienen interés por tener una parcela o terraza para disfrutar del aire libre. “Quieren tener la sensación de estar en la calle a raíz del confinamiento”, señaló Ramón Martínez, natural de Bustablado, en Arredondo. Al mismo tiempo, incidió en que los turistas que vienen a esta zona aprecian la naturaleza, la tranquilidad y disfrutar de la playa por la cercanía de municipios como Laredo o localidades como Islares.

El máximo responsable municipal en el Consistorio de Ramales de la Victoria coincide con esta apreciación e insiste en que el virus ha llevado a muchas personas a querer su propia casa o chalet como primera ocupación.

Casas rurales en la comarca del AsónCasa rural en la comarca del Asón

Por su parte, el alcalde de Arredondo, Leoncio Carrascal, que afronta su segunda legislatura, corroboró este auge y lo achacó a que los interesados buscan tranquilidad y salir de las grandes ciudades con el fin de pasar los fines de semana o temporadas más largas. Y entre las razones, añadió la búsqueda de seguridad ante el Covid-19.

El estado que presentan estas cabañas y casas rurales, en la mayoría de los casos, es de ruina y dependiendo de sus condiciones y su ubicación tienen un precio u otro que oscila desde los 20.000 euros, por lo que necesita una inversión grande en su reforma y acondicionamiento, hasta los 100.000. Esta situación se debe a que son propiedades heredadas, en un gran tanto por ciento, y llevan bastantes años sin utilidad o ser habitadas.

Cabañas y casas en la comarca del AsónCabañas y casas en la comarca del Asón

El alcalde de Ramales de la Victoria declaró que hay inmuebles en ruinas y otras en un mejor estado, pero la mayoría necesitan reformas o una adaptación. Es por ello que los propietarios deben presentar un proyecto en el Ayuntamiento, donde los servicios técnicos municipales revisan y después remiten a la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo (CROTU) para su visto bueno definitivo. En ese momento, el Consistorio concederá la licencia de obra. Ramón Martínez incidió en que debe guardar la estética del inmueble, dado que en ocasiones se han realizado trabajos de reforma que no han sido adecuados.

En lo que se refiere al municipio de Arredondo, la mayoría están bien conservadas, pero aun con todo necesitan una reforma integral e instalar la cocina, explicó el alcalde.

Casa en la comarca del AsónCasa en la comarca del Asón

En el caso de las cabañas, ubicadas en la zona alta de Soba, Ruesga y Arredondo y algunas también en Ramales de la Victoria, deberá ser su dueño el responsable de dotarlas de los servicios de agua, luz y saneamiento, algo con lo que cuentan las casas rurales.

Esta tendencia a la compra y reforma como hogar de las cabañas y las casas rurales está generando actividad en otros sectores, hasta el punto de que algunas disponen de placas solares. Y supone un cambio también respecto a las casas que antes se reformaron para convertirlas en hospedaje y para cuyo fin se concedieron ayudas económicas. “Ahora ya hay muchas casonas y supone una gran inversión acometer su reconstrucción”, explicó  Ramón Martínez.

Cabaña en la comarca del AsónCabaña en la comarca del Asón

Sin embargo, se da algún caso todavía, como en Bustablado, en Arredondo, donde un emprendedor está rehabilitando una casa para convertirla en hospedaje, con apartamentos, bungalows y restaurante con capacidad para 100 personas.
 

Comentarios