domingo 29/11/20
REINOSA

Gobierno y Ayuntamiento aumentan el muro del río Hijar en contra del criterio de los técnicos contratados por los afectados por las inundaciones

Inundaciones en Reinosa
Inundaciones en Reinosa

Reinosa sufría en diciembre de 2019 unas terribles inundaciones provocadas por el desbordamiento del río Hijar. Casi un año después, los motivos que originaron unas imágenes que pudieron verse en toda España siguen sin solucionarse, a pesar de las críticas y las peticiones realizadas en varias ocasiones por la Asociación de Afectados por las Inundaciones de Reinosa y su Comarca. A finales de octubre se comenzó con una obra que, en principio, soluciona el problema: el aumento del muro que separa el río de la calle Sorribero. Sin embargo, esta actuación se está haciendo sin contar con el visto bueno de técnicos que están estudiando lo ocurrido, que de hecho recomiendan justamente lo contrario.

Así lo detallan los investigadores Carlos Arteaga y Leonor Parra en un comunicado. Ambos forman parte del equipo de investigación GeoHumedal del Departamento de Geografía de la Universidad Autónoma de Madrid y han sido contratados por la Asociación para buscar una solución a un problema del que se ha venido advirtiendo durante mucho tiempo. En dicho escrito, recuerdan que llevan “varios meses trabajando en un estudio minucioso y detallado” sobre las inundaciones de la comarca.

Los investigadores recomiendan “la paralización de las obras

Ambos investigadores, ante la actuación puesta en marcha en el muro en la calle Sorribero, consideran que “nos vemos ante la obligación” de hacer pública su postura no solo ante la comarca, sino ante los vecinos y ante los afectados. “Las obras de ampliación y recrecimiento del muro del río que está realizando el Ayuntamiento […] no es una actuación indicada por nosotros como grupo de investigación”, aclaran, asegurando que dicha idea “parece tener origen” en una reunión mantenida entre la Conferencia Hidrográfica del Ebro, el director de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Reinosa, “a la que no fuimos invitados”.

“Entre las soluciones propuestas por nuestro equipo nunca ha estado el contemplar la ampliación del muro de la margen izquierda”, continúan los investigadores, que agradecen la “confianza mostrada” por el alcalde y el equipo de gobierno municipal “en saber nuestra opinión”.

Según Arteaga y Parra, la elevación del muro “puede parecer la medida más práctica y rápida” al problema de las inundaciones, pero “no debe realizarse sin la existencia de un estudio técnico hecho por ingenieros”, ya que la obra puede poner en riesgo la estabilidad del Puente de La Naval o trasladar “el riesgo de inundación a otros lugares de Reinosa”.

Ante esto, y teniendo en cuenta que “se está reconstruyendo el sendero fluvial del río Hijar”, lo que a su juicio “aumenta la probabilidad de inundaciones”, los investigadores recomiendan “la paralización de las obras, pues las soluciones deben partir siempre de un estudio riguroso que asegure la seguridad ciudadana”. Tanto la oposición a estas actuaciones como las recomendaciones de los trabajos a realizar ya se han comunicado de manera oficial al Consistorio campurriano. El alcalde, José Miguel Barrio, recordaba al inicio de las obras que la Consejería de Obras Públicas, a petición del Consistorio, está también limpiando el cauce del Híjar en el ámbito urbano, de acuerdo a las directrices que marca "un estudio encargado y financiado por el Ayuntamiento de Reinosa".

Dichas recomendaciones pasan por eliminar toda la vegetación que se encuentre dentro del cauce, sacar fuera del cauce el exceso de sedimentación (rebajando entre uno y dos metros la altura del suelo), disminuir un 75% el sendero fluvial a la altura de Sorribero y eliminarlo totalmente en la zona de la Avenida La Naval, vaciar completamente los ojos de los puentes que se hallen colmatados, ensanchar el llamado Puente Nuevo y mejorar el protocolo de protección civil, ya que “el actual ha resultado insuficiente e ineficaz ante las últimas tentativas de inundación o, incluso, ante la última inundación”.

“Seguimos, como no puede ser de otra manera, a disposición de los vecinos de Reinosa y su comarca, y de todas las autoridades competentes para ayudar, sumar y aportar nuestros conocimientos de manera gratuita tal y como ya le comunicamos al Consejero de Obras Públicas de Cantabria y al Ayuntamiento de Reinosa, para evitar que vuelva a ocurrir lo sucedido en diciembre de 2019 y así no lamentar más pérdidas y vidas humanas”, concluyen su escrito.

Comentarios