miércoles 08.07.2020
DEPENDENCIA

“Llama rápido al periodista y dile que ya se te ha solucionado”

El hijo autista de la funcionaria con cáncer que este miércoles denunció que “los Servicios Sociales no existen” estará “desde las ocho o las nueve de la mañana hasta las tres de la tarde” de la próxima semana en el Colegio Público José Arce Bodega de Santander “con un profesor adecuado para él”.

El hijo de Gema Álvarez, de ocho años y con autismo (dependencia de grado 3), la pasada semana en una playa de Santander | edc
El hijo de Gema Álvarez, de ocho años y con autismo (dependencia de grado 3), la pasada semana en una playa de Santander | edc

Gema Álvarez, la funcionaria con cáncer, sin apenas familia y un hijo autista al que no tenía quién atendiera por las mañanas la próxima semana y que ayer denunció en este diario que “los Servicios Sociales no existen”, ya tiene este problema “solucionado”. Le han llamado de la Dirección General de Justicia del Gobierno autonómico, a la que se adscribe su puesto de trabajo, para ponerse a su disposición “para solucionar el problema” y le han llamado también de la Consejería de Educación, que ya se lo ha “solucionado”. “Llama rápido al periodista y dile que ya se te ha solucionado”, le rogaron desde la Consejería tras solucionárselo por fin. “A veces no sois el cuarto poder, sois el primero...”, ironiza Gema desde el otro lado del teléfono.

Su hijo, de ocho años y con autismo (dependencia de grado 3), estará la próxima semana “desde las ocho o las nueve de la mañana hasta las tres de la tarde” en el Colegio Público José Arce Bodega de Santander, “el único que hay para esta semana blanca”, y “con un profesor adecuado para él”, pues “tiene una discapacidad de grado 3”.

Sin embargo, a mediodía de hoy “todavía no” le había llamado nadie ni del Ayuntamiento de Santander –ni de Servicios Sociales ni de Familia y Menores– ni del ICASS (Instituto Cántabro de Servicios Sociales). Por el contrario, “mucha gente”, también en redes sociales, se ha ofrecido a cuidar a su hijo por las mañanas la próxima semana. “Y lo agradezco, pero yo no quiero caridad, quiero lo que me corresponde”.

Comentarios