Domingo 20.01.2019
POLÍTICA

Podemos Cantabria se “desvincula políticamente” de su grupo parlamentario

Debido a que "los diputados que no reconocen las decisiones de los órganos directivos del partido no abandonan su acta".

Alberto Bolado, Verónica Ordóñez y José Ramón Blanco, en una imagen de archivo
Alberto Bolado, Verónica Ordóñez y José Ramón Blanco, en una imagen de archivo

La gestora nombrada hace una semana por la Dirección estatal de Podemos para dirigir el partido en Cantabria ha decidido "desvincular políticamente" esta formación de su grupo parlamentario, cuyo nuevo portavoz, Alberto Bolado, aseguró que no reconoce a dicha gestora. La decisión se basa en "los últimos acontecimientos" que han afectado a la organización y que "nada tienen que ver con el tipo de política que Podemos ha venido a hacer", asegura el partido cántabro en un comunicado. Así, "a partir de hoy" y debido a que "los diputados que no reconocen las decisiones de los órganos directivos del partido no abandonan su acta, el grupo parlamentario deja de representar la política de la organización" en la comunidad autónoma, ha advertido Podemos Cantabria. "La coherencia con los principios ideológicos y éticos de nuestra organización y la voluntad de anteponer la defensa de los intereses sociales de los cántabros y cántabras a sillones y ámbitos de poder ha obligado a tomar esta decisión al equipo técnico", ha destacado la gestora, que ha asegurado que ya ha comenzado a "trabajar para reparar la imagen de Podemos y poder centrar nuestros esfuerzos en resolver los problemas de los cántabros". La formación quiere así "poner el foco en la gente" y empezar a "trabajar para hacer realidad el cambio político que necesita nuestra comunidad, una Cantabria feminista, social, igualitaria y digna".

La gestora está integrada por cinco cántabros que, según Bolado, serían afines a su antecesora como portavoz en el Parlamento, Verónica Ordóñez, suspendida cautelarmente de militancia junto con el tercer parlamentario, José Ramón Blanco, por las actitudes y comportamientos de ambos a raíz de la denuncia que Ordóñez y otras dos mujeres del partido interpusieron contra Blanco por supuesto acoso laboral. Ante esto, Blanco anunció que dejaba su acta, pero luego se cogió la baja médica, aunque faltó más de un mes al Parlamento sin justificar. A su regreso, Ordóñez solicitó amparo a la Mesa para sentarse en otro escaño y no al lado de un "acosador" y cuando el órgano de gobierno del Legislativo le denegó el voto telemático, se cogió la baja también. Paralelamente, Bolado promovió una reunión del grupo en la que, con el apoyo de Blanco, logró cesar de la Portavocía parlamentaria a Ordóñez, que por otro lado concurría a las primarias —paralizadas por un juez— para elegir al cabeza de lista de Podemos en las autonómicas del próximo 26 de mayo, y a las que también se presentaba la hasta ahora secretaria general de Podemos Cantabria, Rosana Alonso, cuarta líder del partido en menos de cuatro años.

Poco después de conocerse que Podemos Cantabria se “desvincula políticamente” de su grupo parlamentario, se ha conocido que la Comisión de Garantías de Podemos ha restaurado la militancia de Ordóñez, que ha avanzado a Europa Press que va a solicitar a la gestora abandonar el grupo parlamentario.

Comentarios