Miércoles 19.12.2018
POLÍTICA

El Ayuntamiento de Santander, con los votos del PP y un tránsfuga, insta al Gobierno central a reanudar una obra que la presión social obligó a suspender

La alcaldesa reitera la necesidad de acabar los trabajos de los diques de La Magdalena-Peligros, a los que los propios técnicos municipales pusieron reparos, “para no dejar a los ciudadanos y a las empresas tirados y para tener playa”.

Obra de los diques de La Magdalena-Peligros
Obra de los diques de La Magdalena-Peligros

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Santander (PP) ha sacado adelante en el Pleno de hoy jueves, con el apoyo del tránsfuga David González –que concurrió a las municipales de 2015 en la lista de Cs–, una moción para instar al Ministerio de Transición Ecológica del Gobierno español a reanudar la obra de los diques de La Magdalena-Peligros, que la presión social obligó a suspender temporalmente de forma “total e indefinida” el pasado 26 de septiembre. Han votado en contra PSOE, PRC, IU, Ganemos y Antonio Mantecón, concejal no adscrito de Santander Sí Puede, y se ha abstenido Cora Vielva, concejal no adscrita de Ola Cantabria que ha dicho que “no entiende” cómo el PP ha presentado la moción cuando los propios técnicos municipales pusieron “reparos” al proyecto.

Casares y Fuentes-Pila dicen que si “falta arena” es porque este año no se ha hecho el relleno que se hacía en Semana Santa

El portavoz del PSOE, Pedro Casares, ha defendido que la obra se ha paralizado ante “las dudas y el amplio rechazo político, social y medioambiental” que ha generado y para “buscar entre todos una solución sostenible y socialmente justa y el mejor futuro, sin poner en riesgo la bahía y sin cometer más errores”. En este sentido, ha destacado que tras la reunión de la alcaldesa en Madrid con el secretario de Estado, desde el Ministerio “se va a convocar a todas las partes para buscar la mejor solución ante un problema que han generado ustedes mismos –ha dicho al PP– y que tiene que combinar el respeto al medio ambiente y la conservación de las playas”. Y ha recalcado que “falta arena en las playas” porque este año no se ha hecho el relleno que se hacía en Semana Santa para preparar los arenales para el verano. El portavoz del PRC, José María Fuentes Pila, ha reiterado que las escolleras son “un atentado sin precedentes a un emblema de la capital” y ha advertido de que si las playas llegan a Semana Santa “descarnadas”, “no será por paralizar los espigones sino por no hacer los rellenos”, que son “la mejor solución hasta que entre todos encontremos, si cabe, una mejor solución”. El concejal de IU, Miguel Saro, ha recalcado que nunca ha existido un gran arenal, ha criticado que el proceso participativo del proyecto fue “muy pobre” y ha dicho que la exposición de motivos de la moción es “tendenciosa” y que “obvia” las alegaciones presentadas por distintos organismos sobre la idoneidad de la solución de los diques. En la misma línea, Mantecón ha recalcado que organismos “de peso” manifestaron “dudas” sobre el proyecto en sus alegaciones, y ha tachado la moción del PP de “ejercicio de ilusionismo y burda manipulación, en un intento más de engañar a la ciudadanía”.

La alcaldesa, Gema Igual, que ha cerrado con su intervención el debate de la moción, ha tildado de “política/capricho” la paralización de la obra y ha denunciado que, tras la reciente reunión con el secretario de Estado de Medio Ambiente, “no sabemos” qué va a pasar, si se va a rellenar la playa, a demoler el espigón construido o a terminar el segundo dique. Igual se ha mostrado convencida de que el secretario general del PSOE de Cantabria y delegado del Gobierno español en la comunidad autónoma, Pablo Zuloaga, y el secretario general del PSOE de Santander, Pedro Casares, “sí que lo saben, pero no pueden explicarlo”. La alcaldesa se ha preguntado si se va a pagar a las empresas “por nada” o si por el contrario va a haber que indemnizarlas, y ha reiterado la necesidad de “acabar la obra para no dejar a los ciudadanos y a las empresas tirados y para tener playa”. En la misma línea, el concejal de Medio Ambiente, José Ignacio Quirós, ha señalado que el motivo de la paralización de la obra ha sido “político”, para “arañar un puñado de votos”, y se ha mostrado convencido de que “después de las elecciones, seguirá la obra”. También ha recalcado que “nadie, ni especialista ni profano” ha propuesto una solución alternativa a los diques, y que las tres demandas que se han presentado en los tribunales han sido desestimadas.

Comentarios