Lunes 22.04.2019
MEDIO AMBIENTE

Revilla reitera que la obra de los diques de La Magdalena es “una aberración”

Diques de La Magdalena
Diques de La Magdalena

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), ha confirmado que el Consejo de Gobierno ha abordado en su reunión de hoy jueves el asunto de los diques de la Magdalena, una obra a la que se ha vuelto a referir como "una aberración". Revilla ha realizado estas afirmaciones a preguntas de la prensa cuando se cumple una semana de la reunión en la que la Secretaría de Estado de Medio Ambiente presentó al Ayuntamiento de Santander y el Gobierno de Cantabria el estudio del CEDEX sobre la estabilización de las playas Magdalena-Peligros. En esa reunión se estableció un plazo de diez días para que ambas Administraciones remitan al Ministerio de Medio Ambiente sus valoraciones para poder determinar si se continúa con las obras, actualmente paralizadas, o se desmantela el dique ya construido y se prosigue con los rellenos para seguir manteniendo la playa.

Revilla ha explicado que la semana próxima, el Gobierno autonómico hará público un comunicado al respecto, "en la línea yo creo de mantener el criterio que hemos mantenido desde el principio de que nos parece esa obra una aberración", pero "doctores tiene la santa madre iglesia", ha dicho el presidente autonómico, en referencia a que la competencia "no es nuestra". "La semana que viene daremos una opinión, lo que no vamos a variar es lo que hemos pensado siempre de esa obra", ha apostillado.

El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria (PRC), también ha sido cuestionado por este asunto, y ha afirmado que, por lo que ha observado en el Consejo de Gobierno de hoy, hay "acuerdo total" en el seno del bipartito PRC/PSOE sobre la postura a adoptar. Oria ha señalado que finalmente será el Ministerio el que decida qué hacer con la obra tras consultar al Gobierno autonómico y al Ayuntamiento de Santander como Administraciones afectadas. El consejero ha explicado que lo que parece seguro es que no se va a mantener un solo espigón, lo que implicaría que o se continúa la obra actualmente paralizada y se ejecuta el otro dique o se desmantela lo construido.

Comentarios