domingo 29.03.2020
TERRITORIO

Santander tendrá su ‘muro de la vergüenza’

Francisco Martín y el presidente del Puerto de Santander, Jaime González
Francisco Martín y el presidente del Puerto de Santander, Jaime González

Santander tendrá su muro de la vergüenza, pues su Puerto construirá dentro de sus instalaciones un recinto “de máxima seguridad” y “blindado” por un muro de hormigón de 4 metros de altura para proteger los remolques no vigilados y evitar que accedan polizones a los mismos. Así lo anunció ayer lunes el consejero de Innovación, Industria, Comercio y Transporte del Gobierno autonómico y vicepresidente del Puerto de Santander, Francisco Martín (PRC), en su comparecencia en el Pleno del Parlamento autonómico. Martín detalló que la actuación se llevará a cabo entre la lonja pesquera –detrás– y la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), quedando así “alejada del centro” de Santander, y que estará en una zona “no visible” desde las áreas más urbanizadas de la ciudad, por lo que su impacto no será “nada agresivo” visualmente para el frente urbano de Santander.

Martín asegura que el muro constituirá una “segunda línea de defensa”, y es que se unirá a la valla que ya rodea el Puerto

El consejero aseguró que el muro constituirá una “segunda línea de defensa”, y es que se unirá a la valla que ya rodea el Puerto, la cual, a pesar de que en la mayor parte de su perímetro ya se ha visto elevada hasta los 4,5 metros y cuenta con medios tecnológicos que vibran ante intentos de acceder, es "violable". El muro será de construcción modular, lo que permitirá ampliar o reducir el espacio en función de las necesidades de las mercancías, y fuentes del Gobierno autonómico han detallado que será una empresa de Polanco la encargada de ejecutar los módulos del muro, que tendrá un perímetro y unas dimensiones que lo harán más controlable a posibles intentos de acceder al mismo. La actuación está “a punto” de salir a licitación y su ejecución tardará “cuatro meses”, según señaló Martín.

Además de crear ese recinto protegido, se adoptarán otras “medidas complementarias”, entre las que Martín citó que el puente levadizo de Raos estará levantado por las noches, de forma que aunque alguien lograra saltar la valla perimetral del Puerto por el centro de la ciudad, no lograría llegar a la zona donde se encuentren los remolques. el consejero también detalló que en la última semana ha habido dos patrullas constantemente vigilando las vallas de acceso del Puerto, una mayor presencia de la Guardia Civil que ha hecho que en estos días el número de intentos de colarse en el Puerto se haya reducido a 11 y en todos ellos se haya localizado a quienes intentaban acceder.

Comentarios