martes 07.07.2020
LABORAL

Los trabajadores achacan a las administraciones y la legislación la marcha de Nissan

Planta de Nissan en España
Planta de Nissan en España

El comité de empresa de Nissan ha criticado este lunes a las administraciones y la legislación por el cierre de las plantas catalanas: "Nissan se va porque, a lo mejor, no se han hecho bien las cosas, porque si no, no se iría, seguro, porque somos competitivos".

Así se extrae de la comparecencia este lunes en el Parlament del presidente del comité de empresa de Nissan, Juan Carlos Vicente, y el secretario general de Sigen-Usoc en Nissan, Miguel Ruiz, ante una comisión de Empresa y Conocimiento y de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias sobre Nissan. "¿Nissan abandona 100 años de historia en España porque los trabajadores no nos hemos partido la cara? No, sino porque la legislación se lo permite. Y hay que ser así de claro", ha subrayado Ruiz, que ha defendido la competitividad de la planta.

Ha pedido a los grupos del Parlament hacer lo imposible "para ponerlo difícil" a Nissan para que se replantee abandonar las operaciones en Catalunya, y ha criticado que todas las administraciones van tarde. "Necesitamos recuperar la confianza de todos vosotros, la ciudadanía os vota pero necesitamos políticas valientes", ha añadido, y ha declarado estar decepcionado con las administraciones

LEGISLACIÓN

Ruiz ha criticado en que Nissan está aprovechando la legislación para irse por la puerta de atrás y ha acusado a la compañía de interesarse solo en negociar cómo y cuánto le paga los trabajadores: "Estamos diciendo cuánto vale ese puesto de trabajo". En este sentido, ha insistido en la necesidad de derogar el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores y que se recupere la autorización administrativa de los expedientes de regulación de empleo (ERE).

También ha acusado a la compañía de aprovechar el confinamiento para iniciar su marcha porque así, ha afirmado, le es más fácil: "Ahora no van a afectar las plantas de Renault. Nissan se va de Barcelona porque ahora le es fácil". Ruiz ha defendido la tarea del exconsejero director general de Nissan Motor Ibérica, Genís Alonso, quien según él "se partió la cara" para hacer productivas las plantas catalanas.

Por su parte, Juan Carlos Vicente ha repasado los acontecimientos más importantes de los últimos años y ha defendido que la planta es rentable siempre que le asignen vehículos. "Tenemos que ponernos las pilas y sacarlo adelante con la alianza, nuestra premisa básica es seguir estando en Nissan, no queremos ni oír hablar de vender fábricas, queremos nuestros puestos de trabajo", ha defendido.

GRUPOS PARLAMENTARIOS

El diputado de Cs Martí Pachamé ha defendido que confían en que hay alternativas para mantener la operativa de las plantas, como la llegada de nuevas asignaciones de vehículos, y ha defendido que desde Cs creen que el ecosistema industrial catalán es una ventaja competitiva. Pol Gibert (PSC) ha sostenido que no se puede permitir que una empresa como Nissan, que ha recibido ayudas públicas, se niegue a comparecer ante el Parlament, y ha defendido que la planta es rentable si le llegan nuevos vehículos: "Sabemos que la planta es viable y sabemos que utilizan una pandemia para cerrar la planta".

La diputada de los comuns Yolanda López ha rechazado la actitud "cobarde" de Nissan España y ha preguntado si la compañía ha dado datos concretos sobre la decisión de cierre.

Por su parte, el diputado Vidal Aragonès (CUP) ha advertido de que si el Parlament admite que no se comparezca a citaciones "ya pueden marcharse" y ha pedido al resto de grupos que no sean responsables de denigrar la institución.

Desde las filas del PP, Santi Rodríguez ha explicado que no entienden la decisión de Nissan, ha destacado su impacto en el conjunto de la sociedad catalana, y ha declarado estar sorprendido por la decisión de la alianza de "repartirse el mundo".

El diputado de ERC Jordi Albert ha considerado "indignante y vergonzosa" la actitud de la compañía de negarse a comparecer en sede parlamentaria, y ha defendido la derogación del artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores para permitir la autorización administrativa de los ERE, así como la derogación de las reformas laborales.

Por JxCat, Eduard Pujol ha criticado los "incumplimientos" del Estado con Catalunya, aunque ha dicho que Nissan es responsable de esta situación de injusticia, en sus palabras, y ha defendido que no puede haber redistribución económica sin economía productiva.

Comentarios