lunes 21.10.2019
MEMORIA

Tomasa Nates, una de las “rojas desviadas”, hermana del último superviviente cántabro de los campos de exterminio nazis, tiene su propia historia

La familia Nates Gallo, y debajo la madre Ángela Gallo, el padre Sergio Nates, Tomasa Nates Gallo y su hermano Lárazo Nates Gallo | Fotos: Colectivo Memoria Laredo
La familia Nates Gallo, y debajo la madre Ángela Gallo, el padre Sergio Nates, Tomasa Nates Gallo y su hermano Lárazo Nates Gallo | Fotos: Colectivo Memoria Laredo

Acabamos de conocer que el 8 de octubre falleció en Venezuela Tomasa Nates Gallo.

Con toda probabilidad ese nombre no dirá nada a la mayoría.

Deportados a campos de exterminio | Foto: Colectivo Memoria LaredoTomasa Nates (izq), junto a su familia | Foto: Colectivo Memoria Laredo Tomasa Nates (izq), junto a su familia | Foto: Colectivo Memoria Laredo

Tomasa, la menor de 5 hermanos, nació en Laredo en 1932 y era hija de Sergio Nates Ruiz, pescador afiliado a la UGT y delegado en el Pósito (cofradía) de Pescadores y de Ángela Gallo Arguiñarena.

Como el resto de su familia, salió huyendo de la represión franquista hacia Cataluña y a la caída de ésta, hacia Francia, donde la familia fue separada

Es probable que sigamos sin conocerla.

El segundo de sus hermanos, Lázaro Nates Gallo, es el último superviviente cántabro de los Campos de Exterminio Nazis, superviviente de Mauthausen. Superviviente que, como todos los deportados españoles, sigue esperando el reconocimiento formal del Estado español para recuperar su estatus como español y reconocerle como víctima del terror nazi.

Lázaro Nates Gallo, hermano de Tomasa | Foto: Colectivo Memoria Laredo Lázaro Nates Gallo, hermano de Tomasa | Foto: Colectivo Memoria Laredo

Pero Tomasa no es solo víctima por ser hermana de Lázaro. Como el resto de su familia, salió huyendo de la represión franquista hacia Cataluña y a la caída de ésta, hacia Francia, donde la familia fue separada.

Sergio Nates Ruiz, padre de Tomasa | Foto: Colectivo Memoria Laredo Sergio Nates Ruiz, padre de Tomasa | Foto: Colectivo Memoria Laredo

Su padre acabaría huyendo a Inglaterra, de donde fue deportado a Marruecos y luego trasladado a Argelia, a Campos de Trabajo, para la construcción de la red ferroviaria de este país. Las extremas condiciones de insalubridad de esos trabajos le llevarían a la muerte en un hospital de Orán, en febrero de 1943, poco después de ser liberados por los norteamericanos.

Deportados a campos de exterminio | Foto: Colectivo Memoria Laredo Grupo de deportados en Argelia, entre ellos el padre de Tomasa | Foto: Colectivo Memoria Laredo

Si los deportados a los campos nazis no tienen aún reconocidos sus derechos, los Deportados a otros territorios, víctimas de la policía de Vichy, a las órdenes de la Gestapo y de los militares alemanes, ni siquiera están reconocidos como víctimas de los alemanes.

Trasladada por media Francia en el conocido como Convoy de los 927, tren con destino a Mauthausen, asistió horrorizada a la separación de mujeres y niños de los hombres

Pero Tomasa, hija de fallecido en una deportación africana y hermana de deportado, tiene su propia historia.

Trasladada por media Francia en el conocido como Convoy de los 927, tren con destino a Mauthausen, asistió horrorizada a la separación de mujeres y niños de los hombres (entre ellos su hermano de 17 años) que quedarían en el templo del horror, mientras el resto eran devueltos a la frontera española y puestos a disposición de los franquistas.

Aún deberá asistir a la detención de su madre, por la denuncia de una notable mujer de la localidad,  y presenciar las sesiones de cortes de pelo y exhibición pública por las calles, castigo habitual para las “rojas desviadas”.

Ángela Gallo Arguiñarena, madre de Tomasa | Foto: Colectivo Memoria Laredo Ángela Gallo Arguiñarena, madre de Tomasa | Foto: Colectivo Memoria Laredo

Ángela, su madre, como otras muchas que representan la imagen del exilio y la represión, deberá recomponer la casa familiar superando la desaparición de su esposo, el internamiento de su hijo y el exilio sin retorno del mayor de todos ellos.

Tomasa Nates, una de las “rojas desviadas”, hermana del último superviviente cántabro...
Comentarios