domingo 25/10/20
POLÍTICA

El futuro del bipartito en Cantabria está en juego en una segunda votación ajustada para Sánchez

Con el resultado de la votación del domingo -166 frente a 165- Sánchez ya saldría investido presidente

Revilla y Zuloaga
Revilla y Zuloaga

Tras el voto en contra del PRC a través de su diputado nacional José María Mazón el pasado domingo en la primera votación a la investidura de Pedro Sánchez, el futuro del pacto de Gobierno en Cantabria PRC-PSOE “está roto”, en palabras de Zuloaga, quien apeló a la “rectificación” de este martes, 7 de enero, como cualidad indispensable para mantener el bipartito. A la espera del voto definitivo de los regionalistas mañana martes en la segunda votación del candidato socialista a la Presidencia del Gobierno -que según indicó ayer Revilla mantendrán su ‘no’-, la crisis en el Gobierno regional está abierta.

Zuloaga apeló a la “rectificación” de este martes como cualidad indispensable para mantener el bipartito

En cuanto al ámbito nacional, Pedro Sánchez, después de no haber logrado el domingo la mayoría necesaria en el primer intento, llega a esta segunda sesión con un horizonte más esperanzador. En la primera votación, el líder del PSOE y presidente del Gobierno en funciones cosechó 166 votos a favor, a diez de la mayoría absoluta que se requería para ser investido presidente a la primera. En concreto, a los 120 votos del PSOE, Sánchez sumó 34 de Unidas Podemos -faltó una diputada de En Comú por enfermedad-, los seis del PNV, los tres de Más País-Equo-Compromís y los otros tres de Teruel Existe, Nueva Canarias y Bloque Nacionalista Galego (BNG).

El candidato socialista sólo superó por un voto a los rechazos a su investidura, que sumaron 165. En concreto, en el bloque del 'no' se posicionaron los 88 del PP, los 52 de Vox, los 10 de Ciudadanos, los 8 de Junts per Catalunya, los dos de la CUP, los otros dos de Unión del Pueblo Navarro (UPN), uno de Foro Asturias, el del Partido Regionalista Cántabro (PRC) y uno más de Coalición Canaria. Los otros 18 diputados restantes -los 13 de Esquerra Republicana (ERC) y los cinco de Bildu- optaron por la abstención.

Así las cosas, Sánchez se la jugará en la 'segunda vuelta' de este martes, 48 horas después, como marca la Constitución, en la que el candidato ya sólo necesitará sumar más votos a favor que en contra, es decir, más síes que noes.

NO CABEN MÁS AUSENCIAS

Con el resultado de la votación del domingo -166 frente a 165- Sánchez ya saldría investido presidente. Eso sí, siempre y cuando no haya imprevistos de última hora. Dado lo ajustado de la votación -sólo hay un voto de diferencia-, será preciso que no haya más bajas en las filas de los partidarios de la investidura.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha fijado el inicio del debate de este martes a las 12:00 horas para que el candidato pueda volver a dirigirse a los distintos grupos parlamentarios pidiendo su apoyo. Tendrá un máximo de diez minutos y después los distintos portavoces tendrán un breve turno de intervención de cinco minutos para fijar posición. La previsión es no votar antes de las 12:45 del mediodía para cumplir con las 48 horas justas que establece la Constitución. En caso de que, como se prevé, Sánchez obtenga la confianza de la Cámara, Batet acudirá previsiblemente ese día al Palacio de la Zarzuela a comunicarle al Rey el resultado, a los efectos de su nombramiento como presidente del Gobierno.

Comentarios