Lunes 20.08.2018
TRIBUNALES

El PP y sus problemas con la Fiscalía, que pide doce años de inhabilitación y uno de cárcel para el exalcalde de Noja

El que fuera regidor de la Villa durante 27 años está acusado de un presunto delito continuado de prevaricación y otro de negociaciones prohibidas a funcionarios para perjudicar a una constructora.

El Ministerio Fiscal también acusa al ex secretario municipal, José Luis Sainz Messia, de prevaricación continuada.

El ex alcalde de Noja, Jesús Díaz, junto al ex ministro José Manuel Soria, cuyo nombre aparece en los papeles de Panamá
El ex alcalde de Noja, Jesús Díaz, junto al ex ministro José Manuel Soria, cuyo nombre aparece en los papeles de Panamá

La regeneración política que defiende en los últimos meses el PP en todo el territorio nacional tras los numerosos casos de corrupción no parece haber alcanzado al partido en la Villa de Noja. De hecho, las acusaciones de prevaricación administrativa contra el que fuera alcalde durante 27 años, Jesús Díaz (PP), se siguen acumulando. A los anteriores casos de irregularidades en diferentes trámites administrativos del Ayuntamiento y la adjudicación de obras en la Villa se suma ahora la petición de cárcel e inhabilitación de la Fiscalía contra el exregidor por un delito continuado de prevaricación y otro de negociaciones prohibidas a funcionarios públicos para perjudicar a la constructora NOCANOR en la adquisición de una finca urbana de 12.812 metros cuadrados, y en la que se iban a construir 184 viviendas, locales y garajes distribuidos en siete edificios. En concreto, un año de cárcel y doce de inhabilitación.

La petición también afecta a José Luis Sainz Messia, ex secretario municipal, para el que se piden 10 años de inhabilitación por un único delito de prevaricación continuada. En su escrito, al que ha tenido acceso este diario, la Fiscalía considera probado que tanto Díaz como Sainz Messia “dictaron y ampararon respectivamente a sabiendas de su ilegalidad diversas resoluciones administrativas que contradecían manifiestamente la legislación vigente, aplicando resoluciones diferentes a casos semejantes” y retrasando el proyecto de la constructora únicamente por el “interés mostrado por el Sr. Díaz en la adquisición de la finca urbana”.

La Fiscalía considera probado que tanto Díaz como Sainz Messia “dictaron y ampararon respectivamente a sabiendas de su ilegalidad diversas resoluciones administrativas"

El Ministerio Público solicita también para el exalcalde del PP y actual concejal de la Villa una multa de 6.750 euros a razón de 15 euros al día durante 15 meses, y una indemnización a la empresa por los perjuicios ocasionados, y plantea la posibilidad de investigar los medios de vida y recursos económicos de los acusados.

Las conclusiones de la Fiscalía relatan cómo Jesús Díaz, que sigue en la Corporación municipal sustentado por su propio partido, advirtió al propietario del inmueble antes de la adquisición del mismo que, a la hora de tener en cuenta las diversas ofertas, entre las que estaban algunas de la empresa de su mujer, Proyectos Lago Sandy S.L., debía considerar que “él era el que concedía las licencias urbanísticas”.

El proyecto urbanístico se inició en 2006, solicitándose la licencia municipal en septiembre de 2006, “produciéndose a partir de entonces un goteo de requerimientos de la más diversa documentación que demoró artificialmente la resolución del expediente”.

El Ministerio Fiscal destaca entre estos requerimientos que en octubre de 2007 los servicios técnicos del Ayuntamiento requirieron a la empresa la tramitación previa de un proyecto de urbanización y otro de compensación, lo que hizo que la Junta de Gobierno Local encabezada por Díaz denegase la licencia. Según el escrito, esto se aparta “de los precedentes municipales y del criterio mantenido por el propio alcalde”, que en febrero de ese mismo año, y en relación a este caso, había afirmado en un pleno que el desarrollo urbanístico “no requería proyecto de compensación”.

“Como consecuencia de todas estas trabas e impedimentos establecidos, solo se pudo ejecutar la primera fase, que constaba de 59 viviendas, 1.219 metros cuadrados de locales y 69 garajes, más algunas dependencias auxiliares, sin que hayan quedado determinados los perjuicios causados a la empresa Nocanor”, concluye el escrito de la fiscalía.

El exalcalde de Noja, Jesús Díaz (PP), durante un pleno municipal

MÁS DELITOS EN LOS JUZGADOS

No es la primera vez que Díaz y Sainz Messia se enfrentan a peticiones de cárcel e inhabilitación y a procesos judiciales de este tipo. El exalcalde ha sido acusado de prevaricación y malversación cometidas durante las casi tres décadas en las que ostentó el gobierno municipal, al igual que ha ocurrido en otros lugares de España como han revelado los numerosos procesos judiciales abiertos a nivel nacional.

Dos de los casos más importantes han sido los relativos a las obras de remodelación de la Oficina de Turismo y las obras de ampliación del Colegio Público Palacio, en los que el juez Luis Acayro vio una “contratación manifiestamente ilegal, una posible manipulación de documento mercantil y judicial por la manipulación y ocultación” de datos en relación al centro educativo y un “contrato verbal, fraccionado deliberadamente y sin consignación previa” en el caso de la oficina turística.

Los hechos a los que hace referencia se remontan a 2012, cuando el Ayuntamiento de Noja adjudicó a la empresa las obras de ampliación a través de la empresa pública Viviendas de Noja VPO SL, participada al 100% por el Consistorio y cuyo representante legal era en ese momento el exalcalde Jesús Díaz, actualmente presidente del órgano rector. En dicho órgano también se encuentran en estos momentos Juan Carlos Somarriba como vocal, que ya se encontraba dentro de la sociedad en 2012, cuando era concejal del PP, y José Luis Sáenz Messía Giménez, que ejerce de secretario de la empresa pública y que fue secretario municipal.

La Fiscalía contempló en ambos posibles irregularidades, pero al no encontrar “indicios sólidos” ni una “acusación debidamente fundada” de que se cometieran los delitos decidió archivar las causas y devolver el caso al juez Acayro.

Díaz llegó a declarar como investigado por otro caso de malversación de caudales públicos y contra las garantías constitucionales en junio de 2017 tras una denuncia del PRC, que acusaba al exalcalde y al equipo de Gobierno local de “pasividad” ante las “actividades sin licencia” de un negocio de hostelería propiedad del entonces concejal de Obras, y que tuvo alquilado un hijo del edil de Medio Ambiente, Emilio Gándara Lavín (ambos del PP) contra el que no ejerció medida alguna pese a que su “ilegalidad” fue confirmada por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Santander, que llegó incluso a condenar al Ayuntamiento de Noja por "inacción y dejación de funciones". Por este caso también tuvieron que declarar el primer teniente de alcalde, Manuel María Alonso Torre, y el propio Sainz Messia.

Jesús Díaz, Juan Carlos Somarriba y José Luis Sáenz-Messía Giménez Jesús Díaz, Juan Carlos Somarriba y José Luis Sáenz-Messía Giménez

A las “numerosas irregularidades” denunciadas se sumaron posteriormente más de 200 facturas de pagos a proveedores “sin consignación presupuestaria ni autorización legal del gasto”. Asimismo, el PRC cifró en más de seis millones de euros el presupuesto sin fiscalizar por la oposición en aquellos años, de ahí el supuesto delito contra las garantías constitucionales.

Por otro lado, una recomendación por parte del Consejo de Estado de proceder a incoar expediente al exalcalde y actual concejal del PP por al menos otros cuatro contratos adjudicados a dedo y lesivos para el interés público y general.

En las consideraciones previas a este dictamen, este órgano plantea que “este es el cuarto expediente de revisión de oficio de actos de adjudicación relativos a contratos suscrito por el Ayuntamiento de Noja que se recibe en este Consejo de Estado”, y señala que “todos estos contratos se adjudicaron en la misma época y todos han resultado lesivos para el interés público y los intereses generales”.

SIANOJA

Los casos de irregularidades también afectan a otras actividades como el Simposio Internacional de Arte de NOJA (SIANOJA), gestionado durante años por Manuel Sainz Messia, hermano del ex secretario municipal. Según hizo público el actual equipo de Gobierno local integrado por PRC y PSOE, desde 2005 cobró cerca de 600.000 euros, es decir, una media de 46.153,84 euros anuales, retribución “a todas luces desproporcionada para organizar un evento de once o doce días de duración”.

“Cada año de estos últimos trece ejercicios ha recibido como mínimo 42.000 euros –así fue en 2016 y 2017–, si bien en algunos la factura por su trabajo se ha disparado hasta los 57.440 euros (2007), o los 57.367 euros que percibió en 2015, el último de gobierno del PP”, subrayó el Ayuntamiento.

A esto se suman las acusaciones de “maquillar” y “exagerar” el valor de las obras reunidas durante los 17 años en los que el encuentro se celebró en el Palacio de Albaicín de Noja. En concreto, una auditoría externa reveló que el valor ascendía a unos 560.000 euros, muy lejos de los 1,5 millones que afirma Sainz Messia.

Aunque lo que más destaca es la “ausencia” de mantenimiento de las piezas, muchas de ellas encontradas “entre restos de basura y de obra, disolventes, pinturas, maderas insectadas de xilófagos e insectos muertos por todo el suelo en un número alarmante, jamás visto con anterioridad por este equipo de trabajo”, según se recoge en el informe del trabajo de peritación.

Comentarios