martes 19/1/21
CORONAVIRUS

El coronavirus entra “con fuerza” en la Residencia San Francisco de Reinosa afectando a 45 usuarios

Residencia San Francisco I
Residencia San Francisco I

Durante los últimos días Salud Pública, en coordinación con el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), ha realizado cribados masivos en residencias de mayores de toda Cantabria para tratar de detectar casos de coronavirus entre la población más vulnerable. Uno de esos cribados ha terminado detectando un preocupante brote en la Residencia San Francisco de Reinosa, que en apenas una semana ha pasado de tener un caso asintomático entre los residentes a 45 usuarios afectados, de un total de 190 que tiene. Una situación que ha desbordado a los trabajadores del centro.

Así lo ha reconocido este martes la Residencia en comunicaciones enviadas a los familiares de los residentes a las que ha tenido acceso este diario. En ellas se señala que “el coronavirus ha entrado con fuerza en nuestro centro 1” –San Francisco tiene dos-, teniendo actualmente esos 45 usuarios afectados (4 de ellos ingresados en el centro Covid de Suances) y 8 trabajadores.

Asimismo, desde las autoridades sanitarias les han comunicado que “van a trasladar a los usuarios asintomáticos y/o con síntomas leves” al centro de Suances. Según esta información facilitada a las familias, el brote “se ha focalizado, de momento, en la primera planta del edificio antiguo”, y se ha solicitado un barrido en la segunda planta para conocer la situación real de la Covid-19 en la Residencia.

“Nos encontramos desbordados por la situación”, señalan en dichas comunicaciones, reconociendo además que “están siendo momentos difíciles para todos” y agradeciendo las muestras de apoyo y comprensión de los familiares, para los que se ha creado un “procedimiento” con el que informarles “del modo más eficiente posible”.

UNA SEMANA

Según la información a la que ha tenido acceso este diario, todo comenzó hace apenas una semana, cuando se realizaron cribados en diferentes centros de la región. En el caso de Reinosa fue “debido a la alta tasa de contagios existentes en la comarca” (118 casos activos en la actualidad, 6 de ellos en el último día). En esa comunicación, que data del 23 de noviembre, se avanza que “se realizarán las pruebas PCR” a lo largo del día.

Los resultados no tardaron en llegar. El 24 de noviembre se informó de “algún caso aislado” para el que se adoptaron medidas de aislamiento, concretamente 1 residente asintomático y 2 trabajadores en la misma situación. Ante esto, y “como precaución”, se decidió “limitar las salidas y visitas durante unos días” hasta controlar lo ocurrido y “minorar el impacto” que pudieran tener esos casos localizados.

El viernes, 27 de noviembre, parecía que la evolución era positiva. Así se lo trasladó el centro a los familiares, a pesar de lo cual “nos mantenemos pendientes de resultados que nos comunicarán a lo largo del fin de semana”, por lo que las visitas y salidas siguieron estando prohibidas.

Apenas un día después, el sábado, la información que recibieron las familias fue completamente distinta. “Hoy nos han informado de tres nuevos casos positivos”, señalan las comunicaciones remitidas por la Residencia, que ya avanzaba que el foco parecía estar localizado “por interacción entre residentes de la primera planta del edificio más antiguo”.

Desde el centro se optó, según explicaron, en “evitar movimientos verticales” entre plantas de los residentes, y “llegado el caso” aislar en su habitación a “toda persona que presente sintomatología” hasta que se realicen nuevas pruebas.

Esas nuevas pruebas se realizaron el domingo 29 de noviembre, cuando Salud Pública acudió a realizar test PCR a los residentes de la planta, dando como resultado el brote del que se ha informado hoy martes.

Comentarios