miércoles 21/10/20
POLÍTICA

Dimite el director del IMD de Santander al ser contratado un familiar por uno de los clubes que recibe subvenciones municipales

Fortunato Porras ha dejado de ser director del IMD de Santander
Fortunato Porras ha dejado de ser director del IMD de Santander

El director del Instituto Municipal de Deportes (IMD) de Santander, Fortunato Porras, fue nombrado ‘a dedo’ en diciembre de 2019 por el equipo de gobierno del Ayuntamiento de PP-Cs. Su designación en sustitución de José Manuel Abascal causó polémica al no tener “ninguna experiencia en gestión deportiva”. Ahora, ocho meses después, Porras ha presentado su dimisión tras conocerse que una persona de su entorno familiar ha sido contratada por uno de los clubes deportivos que recibe subvenciones municipales.

Porras ha trasladado su decisión a los dos representantes del partido naranja en el Ayuntamiento: la concejala de Deportes, María Luisa Sanjuán (de la que depende su cargo), y el portavoz del equipo de gobierno municipal, el líder de Cs en Santander, Javier Ceruti. Según ha comunicado el Ayuntamiento en nota de prensa, la dimisión se produce “por responsabilidad” y porque lo ocurrido “no es compatible con el código ético de Cs”, aunque en todo momento han asegurado que “no ha tenido participación alguna en la mencionada contratación”.

Licenciado en Economía y experto en seguros, el mayor mérito de Porras para ser designado para el cargo ha sido ir en la lista de Ciudadanos al Ayuntamiento de Camargo como número seis, y ser el número ocho en la lista que el partido naranja presentó al Parlamento de Cantabria en los comicios autonómicos de 2019.

Sin embargo, no es una persona completamente ajena al deporte. El ya exdirector del IMD es un antiguo jugador de baloncesto en todas las categorías escolares y federadas de la Federación Cántabra de Baloncesto y entrenador.

Su nombramiento fue controvertido desde el primer momento, no solo por su falta de experiencia previa, sino porque sustituyó a Abascal después de que su nombramiento se complicase por no ser “titulado superior” -sí tiene el título de Técnico Deportivo Superior en Atletismo-.

Los dos principales partidos de la oposición, PSOE y PRC, fueron muy críticos con esta elección que realizó el bipartito PP-Cs. Los socialistas lamentaron que el IMD funcionase "cada vez de forma menos transparente", mientras que los regionalistas apuntaban que en su nombramiento no se habían tenido en cuenta “más competencias o experiencia en la materia”.

Comentarios