lunes 09.12.2019

Valdecilla 90 años, la herencia recibida

En los periodos postelectorales, si se produce un cambio en el color del gobierno, toca continuamente hablar de la herencia recibida. Al contrario, el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla se enorgullece de la herencia recibida, un legado maravilloso que se inició con la Casa de Salud Valdecilla.

El lenguaje político no sólo pone de moda algunos términos, sino que también los viste con un carácter peyorativo. En los periodos postelectorales, si se produce un cambio en el color del gobierno, toca continuamente hablar de la herencia recibida. Como hemos decidido que las elecciones sean de carácter anual, ésto de la herencia recibida se ha convertido en un término tan popular como cansino, y se transforma en la excusa perfecta para eludir toda responsabilidad.

Probablemente no exista una institución sanitaria más arraigada en una sociedad, dado que la fortaleza del vínculo entre Valdecilla y Cantabria es infinita

Al contrario, el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla se enorgullece de la herencia recibida, un legado maravilloso que se inició con la Casa de Salud Valdecilla. Fue un comienzo excelso, que puso a Valdecilla en la vanguardia de la sanidad española. La figura clave fue don Ramon Pelayo, Marqués de Valdecilla; sin su filantropía no hubiera sido posible, y sin su visión no hubiera sido lo mismo. Asesorado por la figura intelectual más importante de la época, el doctor Gregorio Marañón, se rodeó bien, de los mejores; del doctor López Albo uno de los más prestigiosos neurólogos de la época, y del arquitecto Gonzalo Bringas, consagrado como coautor del Palacio de la Magdalena. Ambos viajaron, junto con el primer jefe administrativo, don Miguel Caballero, para impregnarse de los modelos más innovadores en Europa y Estado Unidos.

El 24 de Octubre de 1929 se inaugura la Casa de Salud Valdecilla, una estructura moderna con 26 pabellones para un modelo hospitalario vanguardista con los mejores equipos tecnológicos del momento, laboratorios de investigación experimental, y una clara vocación de excelencia profesional a través de la formación. El Instituto Médico de Postgraduados, junto con el Hospital San Pablo de Barcelona y el Hospital de Basurto, constituyó el inicio de la formación especialidad en España. En la misma línea se creó la Escuela de Enfermería y la Biblioteca suscrita a las principales revistas extranjeras y españolas, con un sistema de becas para estancias en otros hospitales.

Aquel 24 de Octubre de 1929 fue un fecha inolvidable; es cierto que nos levantamos todos un poco más pobres, al coincidir con el Jueves Negro de la Bolsa de Nueva York, pero nació un Hospital que ha enriquecido nuestras vidas durante 90 años, y que se ha convertido en un símbolo de nuestra región. Probablemente no exista una institución sanitaria más arraigada en una sociedad, dado que la fortaleza del vínculo entre Valdecilla y Cantabria es infinita. En ocasiones, algunos han intentado apoderarse del mismo, pero es imposible. Valdecilla es de todos.

Valdecilla 90 años, la herencia recibida
Comentarios