miércoles 23.10.2019
MEMORIA

Localizados los restos de Eloy Campillo, el exalcalde de Sotres ajusticiado por los guerrilleros

Hallados los restos de Eloy Campillo
Hallados los restos de Eloy Campillo

La desaparición de Eloy Campillo está íntimamente relacionada con el célebre suceso histórico acaecido el 22 de abril de 1945 en Pandébano, cerca de Sotres (Ayuntamiento de Cabrales-Asturias). Ese día se habían dado cita varios guerrilleros y algunos vecinos de Sotres en un conjunto de cabañas existente para celebrar con una comida la inminente caída de Berlín. Fruto de una confidencia la Guardia Civil tuvo conocimiento de la reunión y once guardias y un cabo rodearon de madrugada las cabañas. Se produjo un duro cerco con lanzamiento de bombas de mano e intenso fuego de fusilería en el que resultó muerto el jefe guerrillero Ceferino Roiz, “Machado”. El guerrillero Hermenegildo Campo, “Gildo” que no había acudido a la cita, escuchó desde su escondite en Sotres los disparos y acudió en ayuda de sus compañeros. Cambiando hábilmente de posición, comenzó a disparar sobre los guardias causando tres bajas entre y haciéndoles pensar que un grupo más numeroso les atacaba. La Guardia Civil emprendió la retirada en dirección al pueblo de Bulnes. Roto el cerco, los guerrilleros reunieron en Sotres a todos los vecinos invitados al festejo y les obligaron a acompañarles en su huida al monte para aclarar lo sucedido e identificar al posible delator. 

Fruto de una confidencia la Guardia Civil tuvo conocimiento de la reunión

La profunda investigación realizada por Antonio Brevers para su libro “La Brigada Machado” revela como aquella noche en lo alto de Sotres, en el interior de una cueva de difícil acceso llamada Maricuca, tuvieron lugar los interrogatorios a los vecinos. Desde un primer momento las principales sospechas se centraron en Eloy, de derechas. En venganza por esta confesión, fue ajusticiado por los guerrilleros, que le pegaron un tiro y posteriormente arrojaron el cuerpo a una torca hasta hoy desconocida, en la zona de Ándara. Tras una investigación se pudo conocer que el fallecimiento de Eloy tuvo lugar en la noche del 24 de abril de 1945, después de ser apartado del grupo que se dirigía a Bejes, tras atravesar la Canal de las Vacas. 

HALLAZGO

El hallazgo tuvo lugar en la zona oriental de los Picos de Europa (macizo de Ándara) dentro de los límites de Cantabria, concretamente en el interior de una torca denominada “La Topinoria”, oculta entre matorrales y rodeada por los numerosos roquedos que existen en la ladera norte del pico Samelar. Los descubridores fueron un grupo de espeleólogos pertenecientes al Interclub Tracalet-Flash, de las federaciones Valenciana y Madrileña respectivamente, que desde años se dedican a explorar el extraordinario conjunto de simas existente en el Parque Nacional de los Picos de Europa. Tan pronto como la familia de Eloy Campillo tuvo conocimiento del hallazgo procedió a personarse en las Diligencias Previas instruidas por el Juzgado de San Vicente de la Barquera.

El análisis de los restos desveló que pertenecían a un varón, de talla aproximada a la del desaparecido y el margen de edad biológica (entre 30-40 años) era compatibles con la de Eloy, a punto de cumplir 31 años cuando desapareció. Seis meses después de conocer los primeros datos llegaba por fin la confirmación de que el contraste de las muestras de ADN de su hija Mercedes Campillo con las de los restos óseos recogidos daba una probabilidad de paternidad del 99,99999996%. Se cierra de esta forma, para la familia, un capítulo que ha durado 74 años.
 

Comentarios