martes 29/9/20
MEMORIA

El matrimonio de maestros socialistas y republicanos, Sofía Polo Giménez y Arturo Sanmartín Suñer, alevosamente asesinados por franquistas en Palencia en 1936

Sofía Polo Giménez y Arturo Sanmartín Suñer
Sofía Polo Giménez y Arturo Sanmartín Suñer

Eldiariocantabria.es pretende que España cierre una de las heridas que tiene abiertas y pague la deuda que contrajo con los represaliados por el Golpe de Estado de 1936. Por ello, dentro de nuestra cabecera existe un antetítulo denominado ‘Memoria’, que hemos retroalimentado a lo largo de tiempo ya que es de nuestro interés acercar la información al respecto que sea relevante. Por ello, hemos cerrado un convenio de colaboración con el grupo ‘Memoria democrática’, a través del cual publicaremos escritos, reportajes y narraciones que pondrán el foco en aquellos que fueron olvidados. Para poder leer más información al respecto se puede visitar en Facebook el grupo ‘MEMORIA DEMOCRÁTICA.’

 

El matrimonio de maestros socialistas y republicanos, Sofía Polo Giménez y Arturo Sanmartín Suñer, alevosamente asesinados por franquistas en Palencia en 1936

Sofía Polo Giménez nació en Cervera de la Cañada (Zaragoza) en 1904. Estudió magisterio en Zaragoza y terminó en Teruel. Arturo Sanmartín Suñer nació en Cedrillas (Teruel) en 1898. Tras estudiar magisterio, aprobó las oposiciones y ejerció en Calatayud donde conoció a su esposa Sofía. Tuvieron 3 hijos, Arturo, Adolfo y Natalia. En 1926 gracias a su amistad con Manuel Bartolomé Cossío, él y su mujer encontraron trabajo en la “Fundación Sierra Pambley” (Villablino, León), regida por la Institución Libre de Enseñanza. Estando en Villablino, Arturo aprobó el ingreso para la Escuela Superior de Magisterio de Madrid.

Sofía era una mujer avanzada para su época, dedicó su vida profesional a los niños de los trabajadores, los que tenían menos medios, especialmente durante su estancia desde 1929 hasta 1932 en una escuela de la Sociedad de Amigos del Progreso del barrio de Tetúan de Madrid, vinculada y financiada por algunas Logias Masónicas de Madrid, como la Logia Ibérica. Estas escuelas laicas promovían el librepensamiento, el humanismo y el amor a la naturaleza, bajo los principios masónicos de “Libertad, Igualdad y Fraternidad”. Arturo participó en 1931 en la constitución de la Federación Española de Trabajadores de la Enseñanza (FETE) de UGT: formó parte de la Junta Directiva, fue bibliotecario de la FETE de Madrid y dirigió la revista “Trabajadores de la Enseñanza”. Ese año Sofía participó en el Congreso de la FETE, y fue directora y profesora de las colonias escolares de El Molar y Riofrío.

En 1933, al aprobar Arturo las oposiciones de Inspector de Enseñanza Primaria, fue destinado a Palencia, donde se trasladó toda la familia. Su mujer trabajó de interina entre otros sitios en el Colegio Gil de Fuentes, empeñada en atender a las clases populares. En 1934 aprobó con el número 2 de su grupo (hombres y mujeres) los Cursillos de Magisterio. De 1934 a 1936 fue maestra propietaria de Palencia. En 1936 era directora de la colonia de El Monte el Viejo, promovida por la Asociación de Amigos del Niño y mantenida por el Ayuntamiento de Palencia. Esos años desplegó una intensa actividad política en el PSOE y en la FETE-UGT: dio mítines en Dueñas y en Navas, y fue coordinadora de los Pioneros de las Juventudes Socialistas de Palencia. En 1935 y 1936 Arturo fue becado por la Junta de Ampliación de Estudios (JAE), viajó a varios países europeos para conocer el funcionamiento de establecimientos escolares y de sistemas pedagógicos pioneros.

En una intervención de Sofía en un acto de las Escuelas de las Huertas del Pombo (Palencia) en noviembre de 1933, resonaron los postulados pedagógicos de la Institución Libre de Enseñanza: “Tenemos la pretensión de haberles hecho comprender que todos los niños y todos los hombres tienen idénticas necesidades; que los de un barrio y los del otro, los de una provincia y otra provincia, los de una nación y otra nación son hermanos, forman parte del gran conjunto de la Humanidad”. Estas afirmaciones debieron ser una de “sus malas conductas” de la que fue acusada, y que llevaron a unos desalmados a acabar con su vida. Los reaccionarios la calumniaban con frases como: “se dedicó a la política de izquierdas, no cumplió con sus deberes religiosos y observó mala conducta”.

Arturo pudo haber escapado, pero tras la descorazonadora noticia no opuso resistencia cuando la policía lo detuvo.

Por su labor educativa, y su compromiso político con la FETE, hacia el 13 de Agosto de 1936, asesinos de falange secuestraron a Sofía Polo,en la colonia de El Monte la vejaron y asesinaron brutalmente, su cadáver había sido mordido por perros. Arturo se había escondido en el sótano del Grupo Escolar Modesto Lafuente del que era directora Ubaldina García Díez, que también fue asesinada por los franquistas. Una de las hijas de Ubaldina, Carmen, que le bajaba la comida todos los días, le comunicó que habían torturado, ultrajado y fusilado a su mujer. Tras pasearle con burla y befa, en una camioneta por las calles de Palencia, el 8 de Septiembre de 1936 fue asesinado, y su cuerpo fue abandonado. Ya no se supo nada más de él ni de su mujer, sus cadáveres no se encontraron. Su casa fue saqueada. Nadie extendió sus partidas de defunción.

Documentos: Sanmartín Polo (1, y 2 y 3), por Consuelo Peláez Sanmartín, nieta.  Recuérdalo tú y recuérdalo a otros. Fundación Pablo Iglesias (1 y 2). La enseñanza, una ilusión compartida, por Natalia Sanmartín Polo y Carmen García Colmenares (2008)

Fuente: Tulio Riomesta https://documentalismomemorialistayrepublicano.wordpress.com/2020/04/22/el-matrimonio-de-maestros-socialistas-y-republicanos-sofia-polo-gimenez-y-arturo-sanmartin-suner-fueron-alevosamente-asesinados-por-malhechores-franquistas-en-palencia-en-1936/

El matrimonio de maestros socialistas y republicanos, Sofía Polo Giménez y Arturo...
Comentarios